Despliega el menú
Zaragoza

El Tribunal de Contratos anula el concurso de La Misericordia y la DPZ recurrirá la resolución

Un recurso presentado por Fernando Polo, administrador de una de las mercantiles (Kranebitten 1976) que optaban a la gestión del coso, ha paralizado todo el procedimiento de licitación.

Gregorio Sánchez, Martín Llanas y Paco Martínez, durante la rueda de prensa.
El Tribunal de Contratos anula el concurso de La Misericordia y la DPZ recurrirá la resolución
Toni Galán

El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA) ha estimado el recurso interpuesto por Fernando Polo contra la adjudicación de la plaza de toros de La Misericordia y, por consiguiente, todo el procedimiento de licitación promovido por la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) queda provisionalmente anulado.

Como administrador de una de las empresas que concurrieron al concurso, Polo presentó el pasado 9 de mayo un recurso especial que, entre otras cosas, argumentaba que el contrato de gestión de las instalaciones contenía “obligaciones imposibles de realizar”, haciendo referencia directa a la celebración de la Feria de San Jorge.

Precisamente, el hecho de que la corrida del 23 de abril no se pudiera celebrar en su fecha ha sido decisivo en la resolución del TACPA, que se ha acogido a este motivo para declarar la “nulidad de pleno derecho del acto recurrido y del procedimiento de licitación en su integridad”.

El resto de las alegaciones presentadas por Polo -“incumplimiento de los criterios exigibles de publicidad, transparencia y no arbitrariedad; concurrencia de infracción penal; y ausencia de solvencia técnica o profesional de la UTE Tauroejea 2009 y Circuitos Taurinos”- han sido desestimadas por el tribunal, que ha tardado poco más de un mes en alcanzar un acuerdo que va a ser recurrido por la DPZ ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Así lo ha confirmado este lunes el vicepresidente del órgano provincial, Martín Llanas, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado del jefe del gabinete de presidencia, Paco Martínez, y del coordinador del gabinete de presidencia, Gregorio Sánchez. “Respetamos el trabajo que realizan los jueces, pero no compartimos que una adjudicación que contiene más de 40 festejos se pueda anular porque uno solo no se ha programado. Es evidente que vamos a recurrir”, ha indicado Llanas, lamentando que “a veces los propios taurinos son los que ponen en riesgo la fiesta”.

Sobre la forma de proceder de la DPZ para que haya toros en octubre, Llanas ha adelantado que, en caso de que el fallo del TSJA se demore, la primera opción sería lanzar un “contrato puente”. Esta medida se llevaría a cabo a través de un procedimiento abierto y cualquier empresa se podría presentar.

“Mientras resuelve el TSJA, abriríamos un paréntesis para salvar la Feria del Pilar, que centra el interés de los aficionados. Después respetaríamos a los adjudicatarios provisionales (UTE Tauroejea 2009 y Circuitos Taurinos), que también tendrían la posibilidad de presentarse a esta hipotética gestión temporal”, ha aclarado Llanas.

En ese sentido, ha adelantado que la DPZ baraja otras alternativas que serán valoradas en los próximos días. Lo que sí es seguro es que no habrá gestión directa del órgano provincial -Llanas ha recordado los antecedentes negativos que hay en Zaragoza- ni procedimiento negociado con invitación a los empresarios, dado que la nueva ley de contratos públicos no lo permite.

Los representantes de Tauroejea 2009 y Circuitos Taurinos confían en que el TSJA dé la razón a la DPZ y solo contemplan la posibilidad de que el procedimiento de licitación inicial siga adelante. Por el momento, prefieren no entrar a valorar cómo les afectaría que se proyecte un contrato puente que condicionaría el periodo de gestión.

Etiquetas
Comentarios