Despliega el menú
Zaragoza

"La web y el blog, herramientas para que un abogado se modernice sin enredarse"

Casi 200 letrados acuden al IV Congreso de Abogacía Aragonesa en Zaragoza para tratar de asuntos de actualidad.

El abogado Pedro Corvinos, en primer plano en el Colegio de Abogados de Zaragoza, junto al periodistas Daniel Pérez (a la derecha)
El abogado Pedro Corvinos, en primer plano en el Colegio de Abogados de Zaragoza, junto al periodistas Daniel Pérez (a la derecha)
José Miguel Marco

Casi 200 profesionales han asistido este jueves al estreno del IV Congreso de la Abogacía Aragonesa para tratar asuntos de la actualidad que están haciendo cambiar el día a día de los profesionales de este sector. El Consejo Aragonés de la Abogacía, que llevaba 18 años sin convocarse, ha organizado este encuentro que ha empezado con la ponencia sobre “La abogacía, periodismo y redes sociales”, en la que han participado el abogado Pedro Corvinos y el periodista Daniel Pérez.

El letrado Pedro Corvinos ha defendido la conveniencia de estar en las redes sociales siempre que se sepa que se está "para generar negocio, ganar prestigio, estar actualizado en temas de interés y establecer contactos con otros profesionales".

Asimismo, el abogado ha aconsejado la selección de la red en la que hay que estar (en su caso particular ha sido en Linkedin y Twitter), con quien se van a relacionar "para no acabar enredados". En cualquier caso, ha propuesto que se debe utilizar como "una parte de la actividad profesional, a la que haya que dedicar el tiempo justo".

Corvinos ha destacado que los abogados deben tener "una web y un blog" con un diseño atractivo y un contenido de calidad, que sirva como el "escaparate de la actividad profesional". "El blog es un buen medio para transmitir que somos expertos en determinadas materias", ha agregado el abogado (su blog es muy seguido, http://pedrocorvinosabogado.es/blog/). Ha recomendado además una "adecuada selección de los temas tratados y una exposición precisa y compresible" porque sirve "para atraer clientes y generar prestigio".

Aun así, no cree que haya que detenerse en lo que ha sido la revolución en los despachos de abogados porque deben ir pensando  "en nuevas formas de transmitir" los conocimientos a través de redes como webinar y Youtube.

Por su parte, el periodista Daniel Pérez se ha referido a la libertad de expresión en las redes sociales y la aplicación del delito de odio, el artículo 540 del Código penal. Ha señalado que se producen muchas querellas, pero pocas sentencias condenatorias y falta jurisprudencia. En este sentido, ha puesto el ejemplo de la tuitera Cassandra  sobre sus comentarios respecto al atentado de ETA contra Carrero Blanco, que acabaron en absolución en el Tribunal Supremo.

La sentencia asumió que estaba lleno "de chistes fáciles y de mal gusto" sobre un atentado ocurrido hace ya 44 años, pero sin ningún comentario ultrajante hacia la víctima. "Es reprochable social e incluso moralmente en cuanto mofa de una grave tragedia humana”, pero “no resulta proporcionada una sanción penal”, señaló la sentencia.

El periodista Daniel Pérez ha defendido el uso de la sensatez y no la amenaza continua de las querellas sobre el delito de odio con el Código Penal. Ha opinado que es complejo la prueba de cometer un delito contra un colectivo para que se aplique el artículo 540 del Código penal.

Etiquetas
Comentarios