Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La única piscina de Zaragoza sin bar busca hosteleros

El Ayuntamiento vuelve a sacar a concurso la gestión del bar de la piscina de Movera, que había quedado desierto.

Imagen de archivo del bar de la piscina de Movera, que este verano está cerrado.
Imagen de archivo del bar de la piscina de Movera, que este verano está cerrado.
Heraldo

Las 22 piscinas municipales de Zaragoza cuentan con pistas deportivas, parques infantiles, tumbonas y bar... Todas menos una. La piscina de Movera no tiene bar porque este año de momento nadie ha mostrado interés en su gestión. El Ayuntamiento sacó a concurso en febrero el servicio de bar de seis piscinas municipales que tocaba renovar, y la de Movera quedó desierta. Las de La Cartuja, Oliver, Peñaflor, Salduba y Valdefierro sí tuvieron ofertas y sus bares están abiertos.

El Ayuntamiento de Zaragoza explica que quiere abrir el bar de Movera este verano y ha vuelto a sacar a concurso este servicio. Las ofertas se pueden presentar hasta este viernes 22 de junio. El presupuesto base de licitación es de 600 euros. Es el canon anual más barato de todas las instalaciones municipales.

Los bares de las piscinas municipales se sacan a concurso por un periodo de cuatro años (con posibilidad de prórroga). Los adjudicatarios están obligados a prestar servicio durante toda la temporada de piscinas: este año, del 2 de junio al 2 de septiembre (excepto las de Actur, Delicias y La Granja, que permanecerán abiertas una semana más).

Estos bares tienen que ofrecer una carta mínima de bebidas y bocadillos, con productos y precios fijados por el Ayuntamiento. Algunos ejemplos de estos precios, según el pliego de condiciones de los concursos de este año: un café solo cuesta como máximo 1,15 euros; un café con hielo, 1,25; una caña de cerveza, 1,20;, una botella de agua de un tercio de litro, 0,85; un bocadillo de tortilla de patata, 2,10, y una bolsa de patatas fritas, 1,15. Además, los bares pueden ampliar su carta con platos combinados y otras comidas, como hacía la piscina de Movera hasta el verano pasado. El adjudicatario también puede colocar una máquina expendedora de bebidas, que no puede servir bebidas alcohólicas.

Las bebidas, de casa

De momento, en la piscina de Movera no hay ni máquina expendedoras de bebidas. "La gente ya lo sabe y se trae sus bocadillos y sus bebidas de casa. Esperamos que aún se pueda abrir el bar este verano, nos dicen que están buscando a alguien. Otros años el bar tenía bastante uso, sobre todo para comidas el fin de semana", apunta uno de los trabajadores.

La piscina de Movera es una de las más tranquilas de la ciudad. El verano pasado tuvo 4.654 usuarios, la tercera menos utilizada tras Garrapinillos y Peñaflor. En el otro extremo, La Granja supera los 100.000 usos cada verano. La de Movera es una de las más antiguas de la red municipal y hasta hace pocos años contaba incluso con asadores (se suprimieron por la normativa antiincendios).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión