Zaragoza

Siete detenidos por blanqueo y tráfico de drogas en una operación de la UCO en Zaragoza

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil se desplazó desde Madrid para registrar varios pisos y no se descartan nuevos arrestos.

Los agentes de la UCO estuvieron el martes por la mañana en este edificio de la calle de Félix Rodríguez de la Fuente, en la zona de Tenerías.
José Miguel Marco

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) movilizó este martes a numerosos agentes en Zaragoza en el transcurso de una operación contra el blanqueo de capitales y el tráfico de drogas que se habría saldado por el momento, según ha podido saber este diario, con al menos siete detenidos. La Comandancia de la capital aragonesa no facilitó información alguna y se limitó a confirmar que la investigación continúa abierta.

El dispositivo se desplegó en torno a las 8.00, hora en la que los agentes salieron del acuartelamiento de El Carmen -en la avenida de César Augusto- y se desplazaron de forma simultánea a varios domicilios de la ciudad para registrarlos y detener a algunos de los inquilinos. Los especialistas en la lucha contra el crimen organizado llegados desde Madrid contaron con el apoyo de una veintena de miembros de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), así como de un helicóptero, que estuvo sobrevolando la capital aragonesa durante varias horas. También participaron agentes del servicio cinológico con un perro adiestrado para detectar estupefacientes.

La Guardia Civil de Zaragoza mantiene absoluto silencio en torno al operativo, ya que este ha sido llevado a cabo por la UCO, cuyo mando está centralizado en la capital de España. Sin embargo, HERALDO ha podido constatar que uno de los barrios en los que este martes se desarrolló la operación fue el de Tenerías.

Según explicaban ayer algunos vecinos, al menos cinco miembros de los GRS –equipados con armas largas y chalecos de seguridad– estuvieron apostados entre las 9.00 y las 11.00 a las puertas del número 8 de la calle de Félix Rodríguez de la Fuente. De hecho, una vecina de la quinta planta reconoció que la Guardia Civil había estado en su domicilio. La joven no quiso dar más detalles, pero parece que allí podría haberse producido uno de los arrestos, dato que tendrá que confirmar más adelante la Benemérita. En principio la vivienda no habría sido precintada, puesto que sus inquilinos  estaban sacando enseres por la tarde.

Los detenidos en Zaragoza podrían tener algún tipo de vínculo con personas de al menos otra ciudad española, donde, según fuentes próximas a la investigación, también se está desarrollando la operación.

Etiquetas
Comentarios