Zaragoza
Suscríbete por 1€

Urbanismo clausura el Teatro Bicho por carecer de licencia

La asociación está buscando la fórmula para reabrir y relanzar el proyecto y pondrá en marcha una recogida de fondos para acometer un proyecto de reforma y satisfacer las tasas municipales.

Interior del teatro, sito en la calle Pilar Lorengar, en la zona de Universidad.
Interior del teatro, sito en la calle Pilar Lorengar, en la zona de Universidad.

Teatro Bicho ha cerrado las puertas de su local de la calle de Pilar Lorengar, en el distrito Universidad, tras un lustro de programación independiente y cursos de interpretación centrados en la particular rama de la improvisación. El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha clausurado el inmueble después de que una visita de la Policía Local constatara que la asociación cultural que hasta este mes daba vida al espacio "carecía de la licencia pertinente para promover cualquier espectáculo con público", según indican fuentes del servicio de Urbanismo.

Desde la asociación cultural Teatro El Bicho confirman este punto y lamentan que el Gobierno municipal les exija "una licencia similar a la del Teatro Principal, cuando somos espacios totalmente diferentes. La vida cultural de una ciudad necesita salas de todo tipo, grandes, medianas y pequeñas, y creemos que nuestra actividad ha aportado mucho durante casi cinco años. Muchos grupos de improvisación han salido de aquí", defiende Fran Martínez, uno de los integrantes de la agrupación.

El cierre efectivo de la sala se produjo a finales del mes de abril. La asociación trató de negociar con el Ayuntamiento una prórroga antes de la clausura para cumplir con los compromisos adquiridos con anterioridad, pero las conversaciones resultaron infructuosas: "En principio nos prometieron que podríamos mantenerla abierta hasta junio, pero al final no fue así. Hemos tenido que cancelar varios cursos y casi tres meses de programación, trastocando los planes de mucha gente".

De forma temporal, como parche, los miembros de la asociación están desempeñando su labor en salas amigas, "cedidas por otros grupos con los que tenemos buena relación y nos hacen el favor". Con la vista puesta en el medio plazo, Teatro Bicho está buscando la fórmula para volver a abrir sus puertas y relanzar el proyecto. "Nuestra intención ahora mismo es volver a funcionar y hacerlo, eso sí, de forma totalmente legal. Por eso hemos hablado con un arquitecto técnico que pueda hacernos un proyecto y vamos a solicitar la documentación y a pagar todas las tasas necesarias", explica Martínez.

La asociación cifra en unos 50.000 euros el monto preciso para volver a poner en marcha su iniciativa cultural, por lo que se encuentra ultimando la puesta en marcha de una cuestación digital (’crowdfunding’) abierta a sus simpatizantes y a los vecinos de Zaragoza en general. La recogida de fondos echará a rodar dentro de escasas semanas.

"Sin ayudas públicas"

Martínez asegura que "la SGAE ha sido la que nos ha señalado con el dedo y avisó a la Policía de nuestra existencia, quejándose de nuestra actividad que, recordemos, genera unos ingresos que no cubren más allá del mantenimiento de la propia sala. Además, jamás hemos generado ningún problema de ruidos, e incluso ajustábamos nuestros ensayos y actuaciones a las peticiones de los vecinos, nunca más allá de las 22.30".

Asimismo, estima que "las tasas que se exigen son casi impagables", especialmente para "un local que no está pensado para ganar dinero, sino para ayudar a difundir la cultura escénica". "Nuestra programación nunca ha contado con ayudas públicas ni las hemos solicitado siquiera, pero casi parece que te obliguen a pedirlas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión