Zaragoza
Suscríbete por 1€

Comerciantes y vecinos valoran daños tras el incendio de un restaurante en El Caracol

El humo se filtró en varios establecimientos y daño el género, como en una tienda de moda que no ha podido abrir sus puertas.

La tienda de ropa Notingham, situada en la calle de Marceliano Isábal, ha cerrado al haber resultado el género afectado por el humo del incendio.
La tienda de ropa Notingham, situada en la calle de Marceliano Isábal, ha cerrado al haber resultado el género afectado por el humo del incendio.
Heraldo.es

Los comerciantes y residentes que se vieron afectados por el incendio ocurrido este martes en la antigua hamburguesería Hamburgo de El Caracol trataban este miércoles de adecentar sus locales para continuar con su actividad. La mayoría de los desperfectos de los establecimientos de la zona del pasaje que conecta con la calle de Marceliano Isábal se han limitado a los causados por el denso humo que se extendió por la galería comercial, viviendas de la planta superior y garajes.  

No obstante, también hay tiendas, como Nottingham, de ropa, que ha tenido que cerrar temporalmente debido a que el humo ha impregnado todo el género y ha quedado inservible. Así lo anuncia un cartel que han colocado en el escaparate y en el que se informa de que estará cerrada unos días y que esperan abrir "en breve".

Los obreros trabajan también para reponer el suministro de agua en la finca número 5 de la misma calle, que tuvo que ser cortado por los daños causados en las canalizaciones. Un vecino ha explicado que el suministro de luz solo se vio interrumpido durante un corto periodo de tiempo, pero el de agua llevaba cortado desde que se produjo el incendio.

Mientras, en el local afectado, que estaba previsto abriera al público de manera inminente con el nombre de Joy’s Rock & Food, los obreros retiran el material dañado, que prácticamente abarca todo el establecimiento. El bar había sido totalmente reformado por sus nuevos propietarios tras haber permanecido sin actividad desde agosto de 2016, aproximadamente.

Según explicaron los Bomberos en la tarde del siniestro, el fuego tuvo su origen en las freidoras de la cocina, las cuales estaban calentando aceite en posición de ‘stand by’. Un posible fallo en el termostato hizo que se calentaran hasta tal punto que el aceite prendió y se extendió por la campana extractora y la cocina.

Los propietarios de otro restaurante del pasaje han contado que comenzaron a oler el humo cuando todavía estaban comiendo varios clientes. "Primero notamos el olor a quemado y no le dimos más importancia. Nos asustamos cuando oímos una explosión, que luego nos enteramos que había sido el ruido que hizo la cristalera al estallar", han contado. Todos evacuaron el restaurante y, pasadas cuatro horas, los dueños regresaron para limpiar el rastro del humo, tarea que han retomado por la mañana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión