Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El exjefe de tráfico no es un enfermo mental y exagera sus trastornos, según las forenses

El acusado insiste en que tenía miedo cuando decidió grabar a sus compañeras por debajo de las faldas con bolígrafos-cámara.

Javier Valenzuela Recio, en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Zaragoza.
El juicio contra Javier V. R. ha quedado este martes visto para sentencia.
José Miguel Marco

La Fiscalía y la acusación particular han pedido este martes al tribunal de la Audiencia Provincial que condene a Javier V. R. a cuatro años de prisión como autor de catorce delitos contra la intimidad por grabar por debajo de las faldas a sus compañeras de trabajo con bolígrafos-cámara que colocaba en distintos lugares de su despacho, como la papelera que había delante de su mesa.

Ni a la representante del ministerio público ni a la letrada Olga Oseira les han convencido las explicaciones del exjefe de la oficina de Tráfico de la Policía Local de que decidió grabar porque pensaba que había una trama contra él y temía por su seguridad. Sobre todo, después de escuchar las explicaciones de la médico y la psicóloga forenses, María Luisa Tomás y Cristina Andreu.

La primera ha asegurado que, tras el examen que practicó al acusado, no detectó ninguna patología que revelase que sufra una enfermedad mental. Sí ha hecho referencia al alcoholismo del que fue tratado hace años y también al largo periodo que pasó sin beber, pero añadió que no ha encontrado en él ninguna enfermedad relacionada con el abuso de alcohol crónico, como un deterioro cognitivo, bajas laborales continuas o síndrome de abstinencia.

"Un dependiente no puede controlar el momento en que bebe y él, sí", ha dicho Marisa Tomás. Admitió que puede tener una "leve afectación de la memoria inmediata: "Pero como podemos tenerla muchas personas", ha puntualizado.

En la misma línea, Cristina Andreu ha resaltado que Javier V. R. no le parece en absoluto una persona "delirante paranoide", lo que podría explicar ese temor que decía sentir. "Cuando alguien tiene miedo de verdad lo primero que hace es afrontarlo. Pero él ni pidió ayuda, ni lo comunicó a sus superiores", ha manifestado. En su opinión, el acusado es un "simulador" que "exagera" sus trastornos, como el depresivo que tuvo después de los hechos, una reacción, por otra parte, común cuando se protagoniza una situación así y se es detenido por la Policía, según ha comentado. 

No piensan lo mismo los peritos presentados por la defensa del acusado, a cargo del abogado Rafael Hidalgo. El médico José Carlos Fuertes Rocañín ha descrito al funcionario como un "pobre hombre", "un alcohólico de larga evolución", "dependiente", con un deterioro cognitivo "moderado" y "cobarde en sus reacciones".

"Se siente inseguro porque la gente de la oficina y los policías le piden favores y toma medidas para protegerse absurdas", ha declarado  el médico. Ha añadido que el puesto que ocupaba de jefe del negociado de tráfico no es el más adecuado para una persona "débil" e "insegura". "Pero eso pasa mucho en la Administración, en general", ha opinado. 

Mientras, para la psicóloga Marisa Hernández Torrijo,  Javier V. R. no actúa por un móvil sexual. "No encaja con un perfil de voyeur. No tiene conciencia de estar haciendo algo incorrecto. Su realidad es que se está protegiendo porque le amenazan", ha insistido. Ninguno de los dos peritos ha podido explicar por qué, si el acusado obraba tal como dicen, no grababa las caras sino las partes íntimas (poniendo un bolígrafo cámara en un plano inferior) y solo captaba a mujeres y no a hombres.

La inspectora de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional ha sido en este punto contundente: "Yo para protegerme grabo la cara de la gente".

Dos de los agentes que examinaron los archivos informáticos han ratificado que recuperaron 254 vídeos en los que se veía la entrepierna y la ropa interior de las mujeres y otros 615 vídeos que no pudieron abrir pero sí obtener de ellos 5.266 fotogramas de archivos, algunos con el nombre de las mujeres seguidas de palabras como "culo, "piernas o "bueno.

El juicio ha quedo visto para sentencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión