Despliega el menú
Zaragoza

"Tener buenas carreteras es vital para luchar contra la despoblación"

Gil Gil es alcalde de Castejón de Valdejasa por el PSOE desde 2015. Fue concejal de 1991 a 2011. Trabaja en la explotación agrícola familiar y en un retén antiincendios de Sarga.

El alcalde, Gil Gil, posa en un rincón de la localidad cincovillesa de Castejón de Valdejasa
El alcalde, Gil Gil, posa en un rincón de la localidad cincovillesa de Castejón de Valdejasa
N. Barceló

Mucha gente llega a Castejón de Valdejasa atraída por la fama del conejo escabechado.

En la zona se conoce de siempre porque era la forma tradicional de conservar la caza, pero hace ya 12 años que organizamos la feria y cada año vienen cerca de mil personas para disfrutar del escabechado.

¿Y cuál es el secreto?

Se sigue preparando de la misma forma que se ha hecho durante toda la vida. La feria se ha convertido en un día grande para el pueblo y en un escaparate de lo que podemos ofrecer.

En estos años ha surgido una empresa que comercializa escabechados.

Sí. El Corral del Tío Nicasio, los hermanos Inazio y Alberto tuvieron la valentía de montar la empresa. No dejan de innovar y les va muy bien su negocio. También el bar de Carlos tiene mucho tirón. Lo normal es que la gente venga al monte y se queden a comer aquí.

Castejón ha sido conocido por su famoso vino. ¿Se sigue elaborando?

Las familias lo siguen haciendo en casa para consumo propio. Suele ser un buen regalo que se aprecia mucho por quien lo recibe. En los últimos años se ha perdido mucho viñedo porque ya los mayores no pueden atender el cultivo, pero la empresa de los escabechados está trabajando el viñedo y comercializa ahora caldos de Castejón.

¿Se pueden visitar las cuevas en las que se guardaba durante todo el año?

Algunas están arregladas y se pueden visitar. Las enseñamos a los visitantes de la feria junto con la iglesia o la famosa Casa de la Inquisición de Castejón. Aunque esta es de propiedad particular y se encuentra bastante deteriorada, por lo que únicamente se puede ver el exterior.

¿Se conoce la riqueza del monte de su término municipal?

Cada vez es más conocida. Son 5.000 hectáreas, la mitad del término municipal, de 11.500 aproximadamente, y además están muy bien adaptadas para el deporte. A lo largo de todo el año llegan muchos grupos tanto para andar o para hacer recorridos en bicicleta. Cada año hacemos un repaso por las pistas para que estén bien preparadas.

¿Cómo se está recuperando el monte que se quemó en el incendio que en 2008 llegó a las puertas del casco urbano?

Muy bien. Era un pinar autóctono y las lluvias de estos años han favorecido mucho la recuperación de todas las especies y hay pinos, coscoja, sabina, romero... Ahora mismo está precioso.

Las buenas comunicaciones son importantes para el desarrollo del turismo. ¿Cuentan con buenas carreteras?

Tener unas buenas vías de comunicación es fundamental para luchar contra la despoblación. Están a punto de empezar las obras de mejora de la vía hacia Tauste, que realizará la DPZ. En principio se iban a hacer 4,5 kilómetros, pero se han licitado otros 4,5 más y aprovechando que la adjudicataria es la misma empresa, los trabajos se van a realizar a la vez y esperamos que comiencen en breve. Esta carretera es nuestra salida hacia Tauste y para la seguridad de los que circulamos por allí vendrá muy bien.

Desde hace años reivindican que se complete la carretera que los une con Zaragoza. ¿Cuantos kilómetros quedan sin arreglar?

Es nuestra demanda principal. La principal de las reivindicaciones que mantenemos desde hace años es la terminación de la carretera de Ejea a Villanueva, la A-1102. Faltan 7,5 kilómetros que se están deteriorando ya demasiado porque tienen un uso importante y ahora es mucha la gente del norte de la comarca que va a Zaragoza cruzando por nuestro término municipal.

¿Ya se actuó allí?

La DGA mejoró un tramo de 20 kilómetros hasta el Alto de San Esteban y quedan otros 7,5 kilómetros hasta Castejón. Nos llegan muchos zaragozanos por esta carretera. Era una vía tranquila aunque ahora se está viendo muy afectada al contar con mas tráfico. A los ciclistas es un recorrido que les gusta mucho.

No tienen escuela en Castejón.

Hace años que cerró. Tenemos niños, pero salen fuera, a Ejea o Villanueva. Hace poco nacieron cuatro pequeños. Ahora hay cuatro matrimonios jóvenes con niños. En el pueblo han censadas 235 personas, de las que solo unas 150 viven durante el invierno. La despoblación nos preocupa, como a todos los municipios pequeños.

¿Tienen buenos servicios ?

Ahora estamos trabajando para poder reabrir una tienda que tuvimos y cerró. Nos costará, pero es un servicio importante porque hay muchos mayores que no se desplazan fuera del pueblo con facilidad. También estamos trabajando para adaptar la antigua casa del médico como vivienda de turismo rural y que pueda gestionarla una familia que ya tiene otra vivienda abierta. Nuestra intención es que se pueda abrir este mismo verano. Cada año trabajamos para ir mejorando las calles y que se encuentren en buenas condiciones.

Etiquetas
Comentarios