Zaragoza
Suscríbete

Hallan el cadáver de un hombre en una casa de Las Fuentes, el segundo en menos de 24 horas

El fallecido, de 74 años, pudo morir por causas naturales hace días, pero sus compañeros no se enteraron.

Un joven, ayer, sacando una bolsa de basura de la vivienda en la que vivía el fallecido.
Un joven, ayer, sacando una bolsa de basura de la vivienda en la que vivía el fallecido.
Raquel Labodía

El cuerpo sin vida de un hombre de 74 años fue localizado este domingo pocos minutos después del mediodía en una vivienda de la calle de Figueras, en Las Fuentes. Se trata del segundo cadáver hallado en un inmueble de este barrio en menos de 24 horas, después de que los bomberos rescataran el sábado a un hombre de 68 años que vivía solo en un piso de la calle de Nuestra Señora de la Fuenfría y que al menos llevaba 48 horas fallecido.

Este domingo, el operativo que realizaron fue muy similar, aunque se da la circunstancia de que esta persona no vivía sola, por lo que parece que los compañeros de piso no se percataron de la muerte. Este extremo causó sorpresa entre los efectivos policiales y de bomberos que acudieron hasta la casa, porque a juzgar por el estado de descomposición, también había fallecido unos días atrás.

Los bomberos se desplazaron hasta el número 14 de la calle de Figueras tras ser requeridos por la central del 112 para abrir la puerta de una habitación que estaba bloqueada desde hacía varios días y desprendía un olor desagradable. En la estancia descubrieron el cuerpo sin vida del hombre y acto seguido dieron aviso a los investigadores de la Policía quienes, ante la ausencia de signos de violencia, determinaron que la muerte se habría producido por causas naturales, aunque será la autopsia la que lo determine. Según explicaron desde la Jefatura Superior de Policía de Aragón, el hombre padecía la enfermedad conocida como síndrome de Diógenes y en la estancia en la que fue hallado había gran cantidad de suciedad.

De hecho, pocas horas después de que el cadáver fuera retirado del inmueble y trasladado a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) para practicarle la autopsia, algunos compañeros de piso del fallecido hicieron cerca de una decena de viajes a unos contenedores cercanos con grandes bolsas de basura. Todos ellos portaban trapos a modo de mascarilla, por lo que es muy probable que estuvieran desalojando las dependencias en las que vivía la persona fallecida. En cualquier caso, varios vecinos de la zona comentaron este domingo que este inmueble no reúne unas mínimas condiciones higiénico sanitarias y que en él conviven muchas personas. Además, señalaron que es habitual ver a la Policía acudir a esta vivienda, por eso este domingo cuando llegaron los bomberos y otros servicios de emergencias no se extrañaron.

La Policía Nacional no facilitó este domingo la identidad del fallecido, aunque los vecinos comentaron que se trataba de un hombre de nacionalidad española y con pocos recursos económicos que solía pedir dinero durante el día en la calle de Jorge Cocci y sus alrededores. Algunos le vieron por última vez la semana pasada en la confluencia de esta vía con la avenida del Compromiso de Caspe.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión