Despliega el menú
Zaragoza

La catedral de Tarazona incluye las visitas al cimborrio en su oferta turística

Los turistas podrán subir a lo más alto del templo a partir del mes de junio.

Periodistas locales captan fotografías desde lo alto del cimborrio de la catedral de Tarazona.
La catedral de Tarazona incluye las visitas al cimborrio en su oferta turística
N. Bermejo

Turiasonenses y turistas tendrán un motivo más para recorrer la catedral de Santa María de la Huerta a partir de junio: subir hasta lo más alto del cimborrio y contemplar unas vistas espectaculares del propio templo y de la ciudad de Tarazona.

El recorrido permite acceder hasta una altura de 45 metros que posibilita admirar de cerca la decoración mudéjar de la cúpula o los remates góticos de la catedral. "Al ver el patrimonio desde lo alto, se puede gozar de unas vistas muy interesantes y ver la seo desde otra perspectiva", opina Julio Zaldívar, gerente de la Fundación Tarazona Monumental, la entidad que se encarga de la oferta turística de la catedral.

Se ha realizado una inversión de 33.000 euros, un dinero que se ha destinado prácticamente en su totalidad a reforzar las medidas de seguridad. "Barandillas, rejillas para evitar el acceso de palomas al interior del cimborrio, señalización del camino… pero la inversión nos va a permitir también mejorar la limpieza y el mantenimiento de las cubiertas", señala Zaldívar.

La apertura del cimborrio está prevista para el próximo mes de junio y se espera que esta ampliación de la oferta turística conlleve un aumento del número de personas que visitan cada año la catedral de Tarazona. "Durante mayo vamos a hacer varias pruebas con los socios del Club de Amigos de la Fundación para comprobar el número exacto de personas que puede acceder en cada visita, aunque seguro que estará en torno a diez o doce", indica el gerente de Tarazona Monumental. Las visitas no se realizarán libremente, sino que cada grupo irá siempre acompañado de un guía que dotará de contenido el recorrido. El precio de la subida al cimborrio será aparte de la entrada a la catedral.

Bendición de campos

Como paso previo a esta apertura, el deán catedralicio recuperó ayer una tradición perdida hace medio siglo: la bendición de campos desde el cimborrio en el día de la Santa Cruz. "Se dejó de hacer por el deterioro de la catedral, por la falta de canónigos…", explicó el deán, José María Cerralbo.

Desde que Santa María de la Huerta volvió a abrir en el año 2011, tras casi tres décadas cerrada al público, el Cabildo está intentando recuperar las tradiciones que se desarrollaban en el templo, "por lo menos las que son más asequibles de realizar".

Para Cerralbo, todo esto es posible gracias a la "relación tan íntima, cordial y de colaboración que hay entre el Cabildo y la Fundación". Cree que la iniciativa de abrir al turismo la subida hasta el cimborrio va a ser un éxito. "Merece la pena observar la construcción de la catedral desde arriba, con las cubiertas, y por supuesto por las vistas de Tarazona".

Etiquetas
Comentarios