Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Hallan el cadáver de un hombre que vivía solo y podría llevar varios días muerto

Los Bomberos tuvieron que entrar por una ventana a la vivienda del fallecido, en Las Fuentes, tras el aviso de un vecino.

El bastón de Benito A. R. estuvo un mes apoyado en su puerta hasta que alguien se preguntó por qué estaba ahí. Los mayores de 65 años que mueren solos en sus casas se han convertido en un problema social que las instituciones y la ciudadanía deben solucionar, según los expertos.
A la derecha, la puerta de la vivienda de Benito A. R.
Raquel Labodía

Los Bomberos de Zaragoza encontraron este domingo el cuerpo sin vida de un jubilado que vivía solo en una vivienda situada en el número 8 de la calle del Monasterio de Alahón, en el barrio de Las Fuentes. El hombre podría llevar varios días muerto, a juzgar por el hedor que impregnaba la escalera. Una vez más, fueron los vecinos de la finca quienes dieron aviso a los servicios de emergencia, alarmados porque llevaban muchas jornadas sin ver a Benito A. R., el hombre fallecido.

A última hora de la mañana, una dotación de los bomberos acudió hasta el inmueble y tras comprobar que nadie contestaba en la casa del fallecido, decidieron acceder a la misma por una ventana. Primero lo intentaron desde la vivienda contigua, pero esta opción se desechó porque no ofrecía garantías de seguridad. Por ello optaron por descolgar una escalera desde el piso de arriba y acceder al del fallecido por la terraza. Cuando por fin consiguieron entrar a la vivienda situada en el tercero, descubrieron el cadáver del hombre que, a juzgar por el avanzado estado de descomposición, podría haber muerto hace varios días.

Varios agentes de la Policía Nacional se personaron en el domicilio siguiendo el protocolo habitual en estos casos y estuvieron presentes durante el trabajo de los bomberos. Tras examinar la vivienda, no encontraron indicios de violencia, por lo que los investigadores determinaron que la muerte del hombre se produjo por causas naturales, según explicaron este domingo fuentes de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Aragón a este periódico.

No obstante, serán los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) quienes determinen las causas de la muerte de Benito A. R. tras realizarle la autopsia, un examen que podría tener lugar a lo largo de la jornada de hoy.

Sin familiares conocidos

Los vecinos del portal número 8 de la calle del Monasterio de Alahón explicaron este domingo que Benito A. R. vivía solo en el inmueble desde hace más de dos décadas y comentaron que aunque hace años un sobrino pasaba algún día a verle, hacía tiempo que no recibía visitas de familiares, por lo que no supieron precisar si tenía algún pariente cercano con el que tuviera relación. Era lo poco que sabían de él, además de que estaba divorciado. El hombre no tenía relación con el resto de vecinos del bloque y no solía salir mucho a la calle, por eso tardaron tanto en echarle de menos y dar aviso a los servicios de emergencias.

Sobre el hedor que desde hacía días impregnaba la escalera común, señalaron que era habitual que en las zonas comunes del bloque oliera mal y por eso no le dieron ninguna importancia.

"No era un hombre muy sociable y no salía demasiado de su casa, igual solo bajaba una vez al mes a la calle a comprar", detalló uno de los vecinos, que prefirió no identificarse.

Este domingo, a las puertas de la vivienda del fallecido, un bastón permanecía apoyado junto a la puerta de Benito A. R. Según señalaron los vecinos, llevaba en el mismo lugar más un mes, aunque nadie sabía con seguridad si fue el fallecido quien lo dejó allí y con qué intención.

Cinco muertes en soledad en lo que va de año en Aragón

El caso de Benito A. no es un hecho aislado. En lo que va de año, ya han fallecido en Aragón al menos otros cinco jubilados que vivían solos. El último caso registrado hasta ayer ocurrió el 4 de febrero. José O., de 75 años, apareció muerto en su piso del barrio de Zalfonada. Fueron sus amigos los que avisaron a la Policía tras no saber nada de él durante varios días. En enero, Carmelo G., de 80 años, ingresó en el hospital en estado grave después de estar tendido en el suelo de su casa durante tres días. Finalmente falleció.

Unos días después, en Las Delicias, Fernando F. murió en la uci porque no se pudo recuperar de las heridas que sufrió tras declararse un incendio en su piso, en el que vivía solo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión