Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La seguridad vial de Zaragoza peligra por baches, socavones y adoquines sueltos

Vecinos del Centro y del Casco Histórico y conductores que circulan por la zona piden que las vías se asfalten como la calle de Espoz y Mina.

Estado del firme en el centro de Zaragoza
Estado del firme en el centro de Zaragoza
L. M.

Es estado del firme de Zaragoza preocupa cada día más a los ciudadanos. Baches, grietas, socavones y adoquines fuera de su sitio ponen en peligro la seguridad vial. “La rueda de mi moto se me ha quedado más de una vez incrustada en los agujeros que hay en la zona de valle de Broto y he perdido la dirección, pero por suerte no he tenido que lamentar de momento ningún accidente grave”, cuenta Marcos Borroy, vecino del Actur.

En otros barrios como La Paz también se quejan de este problema y conductores como Yolanda Muro achacan los daños en la calzada al intenso tráfico que soportan algunas vías y “al constante tránsito de los autobuses”. En la avenida de San José, apunta Muro, “también hay algún bache que hace que ir en bici sea una actividad de riesgo”, y asegura que “hacía bastante tiempo que no veía tantas calles en tan mal estado”.

Las vías del Centro y del Casco Histórico son las que presentan peores condiciones según los ciudadanos. La calle de San Miguel es una de ellas, y los vecinos de la zona indican que “con el paso de los días no hace otra cosa que empeorar”. Dicen llevar muchos años solicitando una intervención para frenar el deterioro y aseguran que “las operaciones de parcheo que se han estado llevando a cabo no han sido solución”.

Muchas calles, como la de Predicadores, mantienen el adoquinado en la calzada. Para el vecino Rafael Blanca, “si bien un adoquinado otorga carácter a las vías de los cascos históricos, en este caso lo resta, por motivos estéticos y de seguridad vial”. Blanca asegura que por la calzada transitan con frecuencia coches, motos, bicis y camiones “generando, debido al mal estado del citado adoquinado,  ruido y desperfectos en los vehículos que la utilizan a diario”. Por ello, ha lanzado en la plataforma Change.org una petición dirigida al Ayuntamiento de Zaragoza para que se pueda proceder al asfaltado de la vía.

Otros ejemplos son la plaza de San Lamberto y la calle de Telesforo Peromarta. Jesús Muñoz tiene que pasar por ella para llegar a su puesto de trabajo y explica que “cuando voy con la moto, como la calle es adoquinada, tiembla, y cualquiera corre el riesgo de irse al suelo en un descuido”. A la vía se accede desde un tramo asfaltado de la calle de César Augusto, pero al llegar a ella “los boquetes son exagerados”, señala Muñoz. Asegura que lleva “años” viviendo esta situación de inseguridad vial que “ha ido a más, desde hace dos años la situación es insostenible”. Además, sacó el tema en una reunión de vecinos y le comentaron que ya había sido denunciado “porque uno de ellos se había caído con la bici, y es algo normal si no tienes muchísimo cuidado”.

Los conductores de la zona indican que la situación “tampoco es higiénica, porque cuando llueve se forman grandes charcos en los socavones”, y consideran que el parcheo no es una alternativa, ya que “solo crea más desnivel”. Como solución, consideran que la mejor medida sería “asfaltarlo todo como ya han hecho en algunas calles del Centro”, una opción compartida por vecinos como Blanca.

El arreglo de la calzada mediante una capa de asfalto que, en su acabado final, dibuja adoquines, es una prueba piloto que se instaló en la calle de Espoz y Mina hace tres meses y que si funciona bien se extenderá a otras vías de la ciudad. La ventaja de este tipo de firme es que tiene una mayor durabilidad que el adoquinado y que es más cómodo tanto para los conductores y como para los peatones.

El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, en relación a la operación asfalto de la ciudad, apuntó en la última comisión de su competencia que la operación aprobada actualmente cuenta los 350.000 euros que hay en presupuesto, que suponen “una partida extraordinaria de la ordinaria, porque aproximadamente nos gastamos medio millón de euros en lo ordinario”. Además, corroboró el avance que hizo público el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, sobre que existe la posibilidad de aplicar una parte de un remanente de 9 millones de euros a una operación asfalto extraordinaria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión