Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Ayuntamiento tumba la propuesta de ascensor de los vecinos de Balsas

Mantiene que deberán instalarse "ascensores independientes para cada escalera" siguiendo las pautas que marcó la Comisión de Vivienda para el edificio de la calle de Peña Oroel. Los vecinos, que han recibido la misiva como "un jarro de agua fría", denuncian que todo son "trabas" y piden una reunión con Patrimonio para defender la viabilidad de este proyecto que "abarataría los costes de la obra al repartirse entre dos comunidades de vecinos".

Imagen de la solución de ascensor ideada con ayuda de un ingeniero para los vecinos de dos bloques de la calle Sierra de Guara, en el conjunto de Balsas Ebro Viejo.
Imagen de la solución de ascensor ideada con ayuda de un ingeniero para los vecinos de dos bloques de la calle Sierra de Guara, en el conjunto de Balsas Ebro Viejo.

El proyecto de instalar un ascensor para dos comunidades de vecinos, ideado y presentado -con ayuda de un ingeniero- para abaratar el desembolso inicial y el mantenimiento a largo plazo por parte de 20 residentes de la calle de la Sierra de Guara, no ha convencido a los técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, que en una misiva enviada este mes de abril considera "desfavorable" esta propuesta e insta a los mismos a instalar "ascensores independientes para cada escalera", siguiendo las pautas que marcó la Comisión de Vivienda para el edificio de la calle de Peña Oroel.

La desfavorable respuesta, a la que ha tenido acceso Heraldo.es, ha sembrado el "malestar" entre los vecinos de estos pisos, donde la falta de ascensores se ha convertido en una de las principales reivindicaciones que abanderan desde la Asociación de Vecinos Balsas de Ebro Viejo para evitar que estas viviendas se queden sin gente.

"Aquí (en el vecindario) hay rentas bajas. Viudas, pensionistas, mucha gente jubilada que lleva toda la vida aqu텠Lo que pretendíamos con este proyecto era solucionar el problema y que no se tengan que ir del barrio, y eso se consigue manteniendo en los bloques a las mismas personas que compraron; que en este caso somos prácticamente la mayoría", defiende Paco Reyes, vecino de la calle de la Sierra de Guara y vocal de Urbanismo de esta agrupación.

A juicio de este constructor, la negativa del Ayuntamiento a autorizar este proyecto, que permitiría dividir el coste de la reforma entre 20 vecinos en lugar de entre solo diez, supone un "jarro de agua fría" para todos ellos, a quienes -asegura- había unido mucho esta propuesta.

"Teníamos ya a dos comunidades de vecinos de acuerdo, que es lo más complicado de todo esto (incluso los bajos nos apoyaban)... Solo necesitamos la autorización de Patrimonio, pero en vez de darnos soluciones nos dan problemas encareciendo una obra innecesariamente. Así al final se crea un conflicto vecinal, porque ¿cómo vamos a soportar un ascensor para diez vecinos?", se pregunta Reyes, quien piensa seguir defendiendo -en sucesivas reuniones- la viabilidad de su propuesta. Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos de Balsas Ebro Viejo, Esther Blasco, lamenta que desde la Administración no se valore el acuerdo alcanzado por las dos comunidades de vecinos con la intención de facilitar la instalación del ascensor y, en un futuro, su mantenimiento. "Entendemos que hay que respetar la línea que se marca, pero igual tampoco es tan escandalosa la solución que estaban dando los vecinos ante la falta de iniciativa pública. Aquí hay situaciones sangrantes, gente que acaba encerrada en su propia casa, y lo lamentable es la lentitud de todas las tramitaciones que hay que hacer para poder dar cualquier paso", concluye Blasco.

Una solución liviana para no "encerrar" a los vecinos

El proyecto, cuya consulta técnica se presentó el pasado mes de julio, plantea la construcción de un ascensor común para dos bloques de la calle de la Sierra de Guara a través de unas pasarelas que ocuparían parte de una plaza de propiedad vecinal con servidumbre de paso. A juicio del ingeniero que ha llevado a cabo esta consulta, se trata de una solución "liviana" para no encerrar a los vecinos con dos torres de ascensor (una por cada portal) que les quitarían luz y visibilidad.

"En la calle de la Amistad número 2 de Las Fuentes se ha llevado a cabo una solución parecida. El problema que encontramos aquí es que, al ser Balsas un conjunto histórico, te dicen que te bases en la estética de una solución precedente (la pautada para un edificio de la calle de Peña Oroel). Y de ser así, el mayor prejuicio para los vecinos es que si decides instalar dos ascensores en vez de uno, el mantenimiento se duplica; es un coste mayor, sobre todo, a largo plazo", recalca el ingeniero, quien se muestra dispuesto a reunirse con los técnicos del Ayuntamiento para buscar una solución que convenza a todos.

El Ayuntamiento tumba la propuesta de ascensor de los vecinos de Balsas

Imagen de la reforma llevada a cabo en la calle de la Amistad número 2, en el barrio de Las Fuentes.

El Ayuntamiento, abierto a nuevas propuestas

A este respecto, fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza defienden que "las pautas establecidas para la instalación de ascensores en otros edificios similares del entorno de Balsas de Ebro Viejo que actualmente se están desarrollando no implican necesariamente más costes", e instan a la comunidad de vecinos a plantear una nueva propuesta para implantar un ascensor.

"La instalación de dos ascensores no es necesariamente más cara que la construcción de un ascensor y de una pasarela –como plantea la propuesta denegada– ya que los materiales de esta y su mantenimiento posterior suponen un coste que puede ser superior al de los dos ascensores", concluyen los técnicos del Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión