Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza impulsa la catalogación de todo el edificio de la Harinera de Casetas

El Ayuntamiento también ha pedido al Gobierno de Aragón la cesión gratuita de una parcela para construir el futuro Centro Cívico de Parque Goya II.

Fachada de la antigua Harinera de Casetas.
Zaragoza impulsa la catalogación de todo el edificio de la Harinera de Casetas
José Miguel Marco

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado inicialmente la modificación de la catalogación de todo el edificio principal de la antigua harinera del Ebro, en el barrio de Casetas, como de Interés Arquitectónico Global.

En una rueda de prensa en la que se han tratado los asuntos aprobados este viernes por el Gobierno de la ciudad, el consejero de Cultura, Fernando Rivarés, ha concretado que hasta ahora solo estaba protegida la fachada del edificio principal y otros elementos anejos.

Según ha explicado el consejero y portavoz del Gobierno zaragozano, en 2002 se procedió a la demolición de dos tercios de la fábrica para construir 33 pisos, mientras que la parte del edificio que quedaba no estaba protegida en su totalidad.

"Ahora no se podrá tocar, solo para uso sociocultural", ha expresado el portavoz, quien ha anunciado igualmente que el siguiente paso será adquirir este inmueble por parte del Ayuntamiento.

El Gobierno ha acordado igualmente recibir las obras de urbanización de las Áreas 1, 2 y A-1 de Arcosur, a instancias de la Junta de Compensación de Arcosur.

Y para la zona del Actur se ha acordado solicitar al Gobierno de Aragón la cesión gratuita de una parcela ubicada junto a la Autovía de Huesca para poder construir en ella el futuro Centro Cívico de Parque Goya II, en respuesta a la petición formulada por la Junta Municipal de Actur-Rey Fernando.

Esta parcela se encuentra calificada como de equipamiento público y cuenta con una superficie de 1.986 metros cuadrados.

Según fuentes municipales, en la actualidad no se utiliza, por lo que se ha pedido formalmente al Gobierno de Aragón que, "en el supuesto de que no sea necesario atender otras necesidades de carácter educativo o cultural, se ceda al Ayuntamiento de Zaragoza".

Por otra parte, el Gobierno de Zaragoza ha acordado sancionar a la empresa que está efectuando las obras en el edificio ubicado en la calle San Miguel número 46, por haber cometido una infracción urbanística sobre un conjunto catalogado en el Plan General de Ordenación Urbana como Bien de Interés Cultural (BIC) con protección expresa de fachadas, caja de escalera, carpinterías, decoraciones interiores, jardín y escalera de caracol de acceso al jardín.

Concretamente, como se formula en la denuncia del Servicio de Inspección Urbanística, la infracción consistió en la demolición parcial de la fachada exterior (con arrancado de losas de balcones y barandillas de forja, retirada del alero y carpintería), y de la fachada interior hasta la altura de las dos primeras plantas, medidas desde la cota del jardín, que está ubicado en el entorno protegido del Grupo Gascón y Marín.

Según fuentes municipales, los promotores realizaron estas actuaciones sobre el edificio sin que estuvieran amparadas por la licencia de obras concedida para la rehabilitación del inmueble.

"Es una zona protegida que se han cargado y les vamos a sancionar", ha zanjado Rivarés sobre esta infracción que, según fuentes del consistorio, podría conllevar una sanción económica de 60.000 euros, además de obligar al restablecimiento del ordenamiento jurídico alterado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión