Despliega el menú
Zaragoza

De Zaragoza a Etiopía en un segundo, la magia de unir el 360º y el 3D

La aragonesa Ábaco Digital fue elegida por la productora Picture This Production, Ltd. para grabar por cuenta de Unicef su primer documental que aúna estas dos tecnologías.

Rodaje de 'The Journey' por Ábaco Digital para Unicef
Rodaje de 'The Journey' por Ábaco Digital para Unicef
Ábaco Digital

Te pones las gafas, le das al 'play' y cuesta unos segundos entender lo que está pasando. De repente estás en un desierto de Etiopía caminando junto a una tribu nómada en busca de agua. Como le ocurre al protagonista de 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens, nadie puede verte ni oírte, pero estás ahí en medio y la sensación se refuerza mires donde mires.

El cielo azul en lo alto, la arena bajo tus pies, mujeres que pasan por tu derecha llevando a sus flacos hijos de la mano, dromedarios que te cogen por sorpresa si miras hacia atrás. De repente, alguien habla y cuando te giras para ver de dónde viene la voz, ves que lo hace mirándote directamente a ti, como si hubiese descubierto que, aunque invisible, te has colado allí para escuchar su historia.

Ese es el efecto que produce el documental en 360 grados y tres dimensiones realizado para Unicef, en el que ha participado la empresa zaragozana Ábaco Digital, y que está llevando a otra dimensión los conceptos de cine y de viaje en todos los festivales internacionales de cine en los que desembarca. En febrero se exhibió en la Berlinale y en marzo se presentó en la sección de realidad virtual del SXSW, en Austin.

El director de fotografía de esta experiencia sensorial llamada 'The Journey' es el zaragozano Ignacio Ferrando, socio fundador de Ábaco Digital junto a Ernesto Casasín. Fueron pioneros en la fotografía 360 (hicieron la primera en la plaza del Pilar en el año 96) y colaboraron con expertos de otros países en el desarrollo de las primeras cámaras con las que grabar vídeos esféricos, campo en el que llevan inmersos los últimos siete años. Gracias a eso y a su apuesta por ir siempre más allá, han podido llevar a cabo proyectos de enorme envergadura. En 2015, por ejemplo, ya colaboraron con la directora londinense Charlotte Mikkelborg en un documental 360º para la ONU en el que contaban cómo viven las mujeres en los campos de refugiados sirios.

En esta ocasión, Unicef convocó un concurso a nivel internacional y esa directora londinense no dudó en presentarse ni en contar con la tecnología y el saber hacer de la empresa aragonesa. Su propuesta resultó ser la ganadora y Ábaco Digital se convirtió en el equipo técnico para la producción y posproducción del documental.

De modo que entre septiembre y noviembre del año pasado Ignacio Ferrando viajó en dos ocasiones al continente africano junto a Mikkelborg y el técnico de sonido Axel Drioli. En total pasaron ua semana en Sudán del Sur, otra en Etiopía y otra en El Chad y en cada uno de estos lugares escogieron a una persona para que contase de cerca su situación a todo aquel que se atreva a sumergirse en la historia.

"El vídeo cuenta la problemática que tienen en cada uno de esos países. En Etiopía es una tribu nómada que vive en el desierto y cada vez tiene más problemas para encontrar agua debido al cambio climático; en Sudán del Sur hablamos con refugiados de guerra en un campo de refugiados y en El Chad con una adolescente que fue rechazada por tener el Sida y que fue elegida por Unicef para promover acciones de concienciación en la lucha contra la infección", resume Ferrando.

Además de los dos socios fundadores, en Ábaco Digital trabajan cuatro personas en posproducción. Ferrando es el único que viaja por el mundo para grabar. Él se define como "el culo inquieto" de la empresa y ha estado en lugares de lo más variopintos filmando para distintos clientes, incluido National Geographic.

Respecto al documental que está recorriendo ahora los festivales de cine internacionales, Ferrando explica que es su primer documental que aúna las dos tecnologías: 360 grados y tres dimensiones, de modo que hace que el espectador se vea mucho más inmerso en la experiencia. "Para este tipo de entidades es un material muy potente para que la gente se conciencie porque te mete mucho en la sensación de lo que pasa allí. Mucho más, desde luego que ver un documental al uso en el sofá de casa".

Etiquetas
Comentarios