Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento quiere abrir al público los baños judíos a principios de 2019

El monumento, que se encuentra en el sótano de un edificio privado, está a la espera de un nuevo acceso. La expropiación costó 70.000 € y habrá un proyecto museográfico.

Una imagen del interior de los baños judíos de Zaragoza, ubicado en el sótano de un bloque de pisos de la calle del Coso 126-132.
Una imagen del interior de los baños judíos de Zaragoza, ubicado en el sótano de un bloque de pisos de la calle del Coso 126-132.
Guillermo Mestre

Después de 15 años de trámites, los baños judíos están a un paso de convertirse en un espacio visitable y por tanto en un nuevo atractivo turístico y cultural de Zaragoza. De momento, el Ayuntamiento ya apunta que la fecha de estreno de las visitas al monumento podría situarse a principios de 2019, a la espera de la construcción de un acceso independiente, dado que está ubicado en el sótano de un bloque de viviendas del número 126-132 del Coso.

El alcalde, Pedro Santisteve, otros responsables municipales y expertos en patrimonio visitaron ayer los baños, cuya construcción se remonta al siglo XIII y de los que solo se conserva una de las estancias. Catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC), hacía años que no se visitaban, por lo que había una gran expectación sobre el estado de conservación, que los técnicos calificaron de "aceptable", sin que sea necesaria una gran intervención.

Santisteve anunció que los baños incorporarán un espacio museográfico "con toda la explicación de la judería de la ciudad". De momento, ya hay acuerdo para abonar los 70.108 euros que ha supuesto la expropiación, tras el acuerdo alcanzado con la comunidad de propietarios. A esta cantidad habrá que añadir lo que suponga el proyecto museográfico, actualmente en redacción.

El Ayuntamiento ya dispone de un local anexo, donde en tiempos estaba Textiles Marín. Allí se va a construir la escalera y el ascensor desde el que se podrá llegar a los baños judíos. Según explicaron fuentes municipales, en la planta calle del citado local habrá un espacio de recepción.

Los visitantes podrán bajar a la entreplanta, en la que se han previsto una zona expositiva y de proyecciones antes de acceder a los baños. Por tanto no tendrán que recurrir al portal del edificio de viviendas para llegar al monumento . Eso sí, la salida de emergencia tendrá que pasar inexcusablemente por el inmueble.

"Esfuerzo titánico"

"El expediente ha supuesto un esfuerzo titánico de la administración", explicó el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, que no descartó que se pueda organizar alguna visita de acuerdo con los vecinos antes de que terminen las obras de construcción del acceso. El edil recordó otros proyectos de recuperación del patrimonio, como la Harinera o los depósitos de Pignatelli.

Entre las entidades que han colaborado figura la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, cuyo presidente, Domingo Buesa, destacó que Zaragoza se va a descubrir "un espacio notable de la historia de la ciudad". "Recuperar un espacio histórico es recuperar la vida, el pulso y la vocación de futuro", concluyó.

Etiquetas
Comentarios