Despliega el menú
Zaragoza

Tráfico reforzará su plantilla de examinadores con tres militares y dos funcionarios de Correos

La DGT permitió a personal de la administración cubrir las vacantes mediante un curso de formación. La Jefatura de Zaragoza prevé acabar el año con 18 profesionales para evitar el retraso de pruebas.

Desplazamiento a Calatayud. Los examinadores de Tráfico de Zaragoza dan servicio a los alumnos de toda la provincia, y para ello no solo ejercen en la capital aragonesa, sino que se desplazan a tres de sus municipios más importantes. El viernes acudieron a hacer las pruebas a Calatayud, pero también van a Ejea y Tarazona.
Desplazamiento a Calatayud. Los examinadores de Tráfico de Zaragoza dan servicio a los alumnos de toda la provincia, y para ello no solo ejercen en la capital aragonesa, sino que se desplazan a tres de sus municipios más importantes. El viernes acudieron
Macipe

La Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza reforzará su plantilla de examinadores con tres militares y dos funcionarios de Correos. El objetivo es llegar a los 18 trabajadores antes de que acabe el año, para poder hacer frente a la demanda de alumnos en la ciudad, y evitar conflictos como la huelga que tuvo lugar el año pasado y que colapsó el calendario de pruebas.

En la actualidad, la DGT cuenta con una plantilla de 13 profesionales en Zaragoza (más un refuerzo de Huesca) con los que "puede haber algún retraso puntual, pero se está cubriendo entre el 90% y el 95% de los exámenes programados", explica José Antonio Mérida, jefe provincial de Tráfico. Sin embargo, cuatro de ellos se encuentran de baja, por lo que, según Sergio Olivera, presidente de la asociación de autoescuelas de la capital aragonesa, "aunque la situación ha mejorado mucho, hay días en que se cancelan hasta un 30% de las pruebas".

Precisamente para evitar este tipo de situaciones en Zaragoza y en el resto del país, la Dirección General de Tráfico anunció que abría la puerta a personal militar de tropa y marinería, así como a de funcionarios de la DGT y de Correos para que, tras hacer un curso de formación, pudieran incorporarse a la plantilla de examinadores. El anuncio lo hizo el director del organismo estatal, Gregorio Serrano, en plena huelga de este colectivo, que demandaba mejoras laborales –como el aumento de personal– y salariales.

El conflicto se cerró en falso, y de hecho todavía sobrevuela la amenaza de nuevos paros, pero la iniciativa para reforzar las plantillas siguió adelante y en las próximas semanas llegarán los primeros candidatos a su lugar de destino. En concreto, al primer proceso de selección se presentaron un centenar de militares de todo el país, de los que fueron elegidos 28, que ya han completado la formación necesaria. De ellos, tres han solicitado su traslado a Zaragoza, lo que "en proporción, supone una cifra muy importante para la provincia", celebra Mérida.

El curso de formación dura tres meses, e incluye prácticas. En la capital aragonesa han estado haciéndolas dos de los militares. "Si superan esta fase, como es de esperar, vendrán mediante un concurso de traslado próximamente", asegura, aunque sin aventurarse a concretar la fecha exacta. Además, está prevista la llegada a Zaragoza de otros dos funcionarios de Correos, que van a comenzar ahora el curso por lo que su incorporación no será efectiva, como pronto, hasta verano.

"Un alivio"

La plantilla de examinadores en el conjunto del país ha perdido hasta cien efectivos en los últimos años (la cifra actual no alcanza los 800), lo que derivó, en parte, en las graves afecciones por la huelga del colectivo. Ahora la DGT busca acabar el año con los suficientes trabajadores para dar un servicio eficaz en todas las jefaturas. Según detalló el Gobierno central al PSOE en una respuesta escrita en el Congreso, está prevista la incorporación de 134 examinadores a lo largo del año, de los que varias decenas serán militares.

El presidente de la asociación de autoescuelas de Zaragoza asegura que los refuerzos que se esperan en la provincia son "un alivio" para el sector que más sufrió los efectos del conflicto laboral. "Durante la huelga lo pasamos muy mal, se creó un tapón de exámenes cancelados que poco a poco se va disolviendo aunque no en la medida que deseamos", destaca Olivera. "Lo importante –reclama–, es que no se repitan los paros, y para eso es fundamental que se siga aumentando la plantilla".

Por su parte, desde la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) también ven con buenos ojos las próximas incorporaciones. Su portavoz en Aragón, Daniel Adiego, apunta que "cuanto mayor sea la plantilla, mejor", y reconoce que el calendario de exámenes "va mejor, con menos atascos". En cualquier caso, prefiere esperar "a ver si se cumplen las expectativas" generadas con las nuevas incorporaciones ya que, recuerda, "últimamente hemos reforzado a otras provincias".

Etiquetas
Comentarios