Zaragoza

El detenido por el atropello mortal de Ejea sale de prisión

La jueza lo deja libre porque no tiene antecedentes, pero le retira el carné y no podrá seguir trabajando como repartidor.

El conductor que se fugó tras causar la muerte de un joven en Ejea dice que creyó que era un animal
Guardia Civil

El conductor que el pasado 27 de marzo atropelló mortalmente a un joven de 23 años en una carretera de acceso a Ejea de los Caballeros fue puesto en libertad provisional ayer por la juez encargada del caso. El repartidor, de 56 años, identificado como J. M. R. C. y vecino de Zaragoza, estaba en prisión preventiva desde el 30 de marzo como presunto autor de un delito homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro.

El accidente fue descubierto por un camionero que circulaba por la A-125, quien sobre las 7.50 distinguió lo que parecía ser un cadáver en la cuneta y avisó a la Policía Local, que envió a varios agentes para asegurar la zona y esperar la llegada de los especialistas de la Guardia Civil. La víctima es un joven natural de Ghana, de 23 años, que había ido temprano a pedir trabajo en un matadero del polígono de Valdeferrín.

El conductor fue detenido 36 horas después del accidente en su domicilio de la capital aragonesa por agentes de la Guardia Civil, que en ese tiempo lograron identificar la furgoneta Iveco causante del atropello y localizar a la persona que la llevaba.

Durante su declaración ante la juez de guardia de Zaragoza, J. M. R. C. reconoció haber tenido un accidente en la carretera A-125 cuando se dirigía a repartir fruta pero que pensó que había golpeado a un animal y no a una persona. Aseguró que, tras el golpe, paró la furgoneta y miró alrededor pero no vio nada, por lo que optó por seguir su ruta de reparto y, al llegar a Zaragoza, le informó a su jefe de lo sucedido. Acto seguido dieron parte a la compañía de seguros y al perito y, desde la oficina de la empresa, llamó al cuartel de la Guardia Civil de Luna para contar que había tenido un choque en ese punto.

Ayer, el arrestado, asistido por su abogada Ana Alcay, ratificó su declaración ante la juez de Ejea de los Caballeros quien acordó su libertad provisional al considerar que carece de antecedentes penales, tiene arraigo social y familiar y no hay riesgo de destrucción de pruebas. Como medida cautelar, la instructora le obliga a comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado hasta que se celebre el juicio y le ha retirado el permiso de conducir, lo que le impedirá seguir trabajando como repartidor. 

En este caso también está investigado el jefe del conductor, como presunto encubridor. Su abogado, José María Gimeno del Busto, ha aportado en la causa el listado de llamadas en el que consta que a las 10.23 se hizo una llamada desde su oficina a la Guardia Civil de Luna. El informe forense preliminar sitúa la hora de la muerte del joven entre las 5.00 y las 7.00 y, según la investigación, el accidente pudo producirse sobre las 6.45. Por el momento se desconoce si la víctima falleció en el acto o si habría sobrevivido si se le hubiese asistido rápidamente.

Etiquetas
Comentarios