Despliega el menú
Zaragoza

Los trabajadores del autobús urbano amenazan ahora con ir a la huelga tres fines de semana

El comité aprueba paros de 13.00 a 16.00 el 21, 22, 28 y 29 de abril y el 5 y 6 de mayo por los "incumplimientos" de Avanza.

Tres autobuses urbanos se dirigen a cocheras durante la última huelga
Tres autobuses urbanos se dirigen a cocheras durante la última huelga
Oliver Duch

El transporte público de Zaragoza se sigue moviendo a golpe de huelga. Cuando los usuarios aún sufren los paros parciales del tranvía, los trabajadores del autobús urbano vuelven a convocar movilizaciones. El comité de empresa de Avanza Zaragoza aprobó este martes la convocatoria de huelga para tres fines de semana (los días 21, 22, 28 y 29 de abril y 5 y 6 de mayo), durante tres horas al día (de 13.00 a 16.00). La huelga, por tanto, tendría unas afecciones mucho menores de las que tuvo la última de estos trabajadores, que fue la más larga de la historia en el transporte público zaragozano.

Los paros parciales, no obstante, deberán aprobarse en referéndum por los trabajadores. Están llamados a votar el día anterior a la primera jornada de paros, el 20 de abril, desde las 4.30 hasta la medianoche. No obstante, la unanimidad que mostraron ayer todos los sindicatos en torno a la propuesta que hizo el CUT hace prever que la movilización contará con el apoyo de la plantilla. Antes, habrá una asamblea de trabajadores y una concentración el día 12 que servirá para pulsar el ambiente entre los conductores.

Según explicó Javier Anadón, portavoz del CUT dentro del comité de empresa, los motivos de la huelga son "los incumplimientos de la empresa de los acuerdos que están firmados". En concreto, el líder del sindicato mayoritario señala que los cuadros de marchas que aprobó el Ayuntamiento y que está aplicando Avanza Zaragoza "no permiten que los trabajadores cumplan su jornada laboral", que acaban alargándose. "Cuando se aprobaron los cuadros, ya dijimos que no se ajustan a la realidad del tráfico", señaló Anadón.

Siempre según los trabajadores, la empresa tampoco está cumpliendo con su compromiso de "renovar la maquinaria de los talleres", y además ha incorporado los nuevos modelos híbridos "sin mamparas de seguridad" para los conductores, por lo que aumenta el riesgo en caso de agresión. La empresa ayer prefirió no hacer valoraciones, a la espera de recibir la convocatoria de huelga oficialmente.

Desde el CUT también criticaron la actitud del equipo de gobierno de ZEC. Aseguraron que han pedido reunirse con Teresa Artigas y Alberto Cubero para trasladarle estos incumplimientos, pero que estos aún no han querido recibirles.

Etiquetas
Comentarios