Despliega el menú
Zaragoza

El Santo Entierro emociona y abarrota el centro de Zaragoza

La 'procesión de las procesiones', con la participación de las 25 cofradías de la ciudad, ha congregrado a mucho público toda la tarde.

La plaza del Justicia se queda pequeña para acoger a todas las cofradías que procesionan.
La plaza del Justicia se queda pequeña para acoger a todas las cofradías que procesionan.
Toni Galán

El Santo Entierro, la procesión de las procesiones de Zaragoza, ha llenado el centro de la ciudad de emoción, redobles de tambores y mucho público. Es el gran acto de la Semana Santa zaragozana, con la participación de las 25 cofradías de la ciudad, más de 5.000 cofrades y unos 150.000 espectadores en la calle.

A las seis de la tarde, puntual y solemne, ha dado comienzo la procesión del Santo Entierro desde la iglesia de Santa Isabel, en su 401º aniversario. La plaza del Justicia se ha quedado pequeña para acoger a todas las cofradías que procesionan. Algunas han comenzado el recorrido un par de horas antes desde sus sedes canónicas. Todas se han concentrado en la plaza y las calles aledañas esperando la hora de inicio.

"Hoy es el día más grande porque nos reunimos todas las cofradías. Para mí, la más emocionante es la procesión titular de mi cofradía, en nuestro caso Jueves Santo por la mañana. Pero el Santo Entierro siempre es especial", aseguraba Pedro Bala, secretario de la cofradía de la Exaltación de la Cruz, esperando la salida.

Este año, las obras del Mercado Central han obligado a un pequeño cambio en el recorrido. El Santo Entierro ha salido este año en dirección contraria a la habitual: por Manifestación y la calle Alfonso I hasta la plaza del Pilar (como el inicio de la procesión de las Siete Palabras en la mañana de Viernes Santo).

El Santo Entierro recorre unos cuatro kilómetros por el centro de la ciudad, pasando por la plaza del Pilar, la plaza de la Seo, la de San Bruno, San Vicente de Paúl, el Coso, la plaza de los Sitios, Santa Engracia, Independencia, plaza del Carmen, plaza de Salamero, plaza de España, Don Jaime I, Espoz y Mina, Manifestación y vuelta a la plaza del Justicia.

El Santo Entierro emociona y abarrota el centro de Zaragoza

La procesión del Santo Entierro es un vía crucis esculturado que representa la totalidad de los misterios de la Pasión de Cristo. Se trata de una procesión única, la mayor concentración de tambores y bombos que se da en una procesión en España (unos 2.600 tambores, timbales, bombos y cornetas). "Hay que practicar y ensayar mucho para aprender a tocar bien", apuntaban Ana y Rebeca, de 9 años, que tocan el tambor en la cofradía de los Nazarenos.

El público disfruta de los diferentes pasos y toques de cada cofradía. Muchas personas han aguardado durante varias horas para ver la procesión entera (algunas con sillas traídas de casa para aguantar la espera) y muchas otras iban siguiendo al Santo Entierro por diferentes lugares. "Nos gusta ir a ver procesiones y la del Santo Entierro especialmente. Primero la hemos visto pasar por la calle Mayor, luego vamos a dar un paseo y queremos volver a verla en otro punto cuando anochezca", apuntaban Jesús, Victoria y Antonia.

La entrada del Cristo de la Cama (pieza fundamental del Santo Entierro, la única que sobrevivió a los Sitios de Zaragoza) en la iglesia de Santa Isabel, sobre las nueve de la noche, marca el final de esta procesión tan especial. Pero algunas cofradías aún continúan caminando de regreso hasta sus iglesias.

Y el Cristo de la Cama se podrá visitar el Sábado Santo en la capilla de Santa Isabel, además de algunos de los pasos que han salido en el Santo Entierro.

Etiquetas
Comentarios