Despliega el menú
Zaragoza

José Manuel Cebrián, alcalde de Paniza: "Intentamos inculcar a los niños el amor por el diccionario"

Tiene 44 años y es uno de los tres alcaldes por Ciudadanos de Aragón. Es su primera legislatura al frente del Ayuntamiento de Paniza, pueblo natal de María Moliner

El alcalde, José Manuel Cebrián, en la glorieta dedicada a María Moliner, natural de Paniza.
El alcalde, José Manuel Cebrián, en la glorieta dedicada a María Moliner, natural de Paniza.
J. M. C.

En Aragón solo hay tres alcaldes de Ciudadanos, y usted es uno de ellos.

Así es, y con mayoría absoluta. Ojalá fuésemos más y tuviésemos más fuerza. Ciudadanos fue el asiento perfecto para Paniza, para sacar adelante este proyecto. Yo no tenía en mente ser alcalde, pero nos reunimos con mucha gente y al final presentamos una candidatura. Estuvimos de acuerdo en que Ciudadanos era el partido con el que nos podíamos identificar.

¿Cómo resumiría estos meses en política?

La verdad es que no tenía ninguna experiencia previa. Yo tengo mi trabajo, así que a algunas reuniones de partido o que no competen a la alcaldía no puedo acudir. En un pueblo pequeño eres alcalde para todo y hay que estar pendiente las 24 horas del día.

¿Qué tiene Paniza de especial para la actividad vitivinícola?

Sobre todo, la altitud y el clima, y nuestro terruño hace que tanto vinos blancos, como el macabeo, que es el autóctono, como la garnacha o mazuela, tengan mucho potencial a nivel de calidad. Bodegas Paniza se ha sabido reinventar y ponerse en el mercado.

Exporta sus caldos a más de cuarenta países.

Sí, se conoce en todo el mundo. En Paniza, el 99% de la actividad económica es el vino. Un porcentaje muy alto de la actividad económica depende directa o indirectamente de la bodega.

¿Cómo definiría los vinos?

Cuando el cliente los prueba, quiere siempre los mismos, que al año siguiente tengan el mismo sabor. Son innovadores.

¿La autovía Mudéjar marcó un antes y un después para esta localidad?

Sí, principalmente para el transporte, que facilita el poder fijar población, que puedan venir empresas, trabajo. Y durante la ejecución de la autovía también hubo alegría que salpicó a gremios, constructores…

El puerto de Paniza ha registrado varios accidentes de tráfico mortales.

Hay puntos complicados en la autovía que se podrían estudiar. El puerto de Paniza implica mucha peligrosidad por las curvas.

¿En Paniza están siempre mirando al cielo?

Así es. Llevamos dos años regulares con el tema de la sequía e incluso el año anterior cayó una pedregada que arrastró un millón de kilos probablemente. Eso afectó seriamente.

¿Cómo es el transporte por carretera?

Hubo recortes en el servicio, porque la demanda de viajeros es muy escasa. Había una lucha para intentar conseguir que la parada del autobús fuera en la marquesina y no al otro lado de la carretera nacional 330, con el riesgo que eso suponía. El año pasado conseguimos que se solucionara.

¿Los niños manejan bien el diccionario?

Estamos luchando por ello y haciendo hincapié en que lo usen. Hay que conseguir inculcar en los pequeños el amor por el diccionario y el espíritu de María Moliner, y más aquí, que es su localidad natal.

En Paniza nació también el poeta Ildefonso Manuel Gil...

Y Ramón Gayán, Francisco Burillo... Es un pueblo muy nutrido de personajes ilustres por metro cuadrado. Irá en los genes, que dicen los abuelos. La realizadora Vicky Calavia ha recuperado la memoria de Moliner en un documental muy interesante, titulado ‘María Moliner. Tendiendo palabras’, que exhibimos en Paniza.

Hace dos años instalaron un busto en una glorieta.

Sí, e hicimos una zona de descanso. Además del busto, colocamos un mural por el 50 aniversario de la publicación del diccionario. Se buscó también una palabra característica de Paniza para cada una de las letras que componen el nombre del pueblo: paniquesa, andorga, niquitoso, in albis, zangarriana y alternar.

El municipio tiene una población de 650 habitantes, 150 menos que hace una década.

Estamos preparando una hoja informativa para los vecinos donde, además de proyectos que se han ido realizando, queremos fomentar el empadronamiento.

Una de sus preocupaciones es el estado del colegio, que se ha quedado obsoleto y tiene muchas deficiencias. ¿Su meta sería construir uno nuevo?

No reúne las condiciones necesarias y hay que estar continuamente reparando desperfectos. Trasladamos esta preocupación a Educación y a Susana Gaspar. Creemos que es mejor invertir en un nuevo edificio que seguir reparando el viejo. Hay una partida de 50.000 euros para pequeños arreglos, pero esa no es la solución. La educación es lo esencial en un pueblo. Si no, al final desaparece.

¿Qué objetivo se marca para lo que queda de legislatura?

Estoy muy contento con mi equipo de gobierno y quiero seguir trabajando en la misma línea. Para mí es un orgullo haber abierto el Consistorio a los vecinos. Hemos cambiado los horarios de los plenos para que puedan acudir y les damos voz para que en la siguiente sesión puedan transmitir sus quejas, sus preguntas o sus sugerencias.

Etiquetas
Comentarios