Despliega el menú
Zaragoza

San Pablo y la Magdalena concentran el 40% de las viviendas para uso turístico de la capital

La calle de Casta Álvarez es la que más pisos registrados aglutina.

El edificio de la Campana de Oro se convertirá en apartamentos turísticos
El edificio de la Campana de Oro se convertirá en apartamentos turísticos
I.M.

El Gobierno de Aragón no quiere viviendas vacías y lo deja muy claro en el proyecto de la nueva Ley de Vivienda de Aragón. De ser aprobado así, el texto otorgaría a la Administración la potestad para sancionar a los propietarios que mantengan desocupados sus inmuebles e incluso la de expropiarlos si no se corrige la situación y siguen sin destinarse al uso residencial para el que fueron concebidos.

Según José Luis Soro, el consejero de Vertebración del Territorio, esta medida pretende garantizar la función social de la vivienda. En el mismo sentido se impulsó desde el Ayuntamiento de Zaragoza un programa de captación de vivienda vacía para destinar a la bolsa de alquiler social municipal. El Consistorio garantiza al propietario el cobro de la renta y asume la mitad del IBI, el seguro y los gastos de la Comunidad.

Y mientras todo esto sucede, parece que los zaragozanos con 'pisos de más' están buscando otras vías más rentables para darles una nueva vida. Así es que el número de Viviendas para Uso Turístico no deja de aumentar. En apenas dos años, se han multiplicado por seis en la provincia de Zaragoza: de 30 registradas a enero de 2016 a 177 a principios de este año.

Es más, según la última actualización del registro que publica el departamento de Vertebración del Territorio (principios de febrero), 138 se encuentran en Zaragoza capital y de ellas, el 40% se concentran en las calles de los barrios de San Pablo y de la Magdalena. Es decir, en el cogollo de la ciudad pero en barrios en los que el alquiler tradicional no resultaba, ni de lejos, tan rentable como en sectores vecinos 'más nobles' como el de Don Jaime o Independencia.

Tal y como puede comprobarse en el registro, 38 de las Viviendas de Uso Turístico están ubicadas en el entorno de San Pablo correspondiente al código postal 50003. Cuatro en la calle de Casta Álvarez (la que más concentra de toda Zaragoza) dos en la de San Blas, dos en Las Armas, dos en la de San Pablo, dos en la plaza de Santo Domingo, otras dos en Predicadores...

Se trata, por lo general, y según los anuncios de portales en los que se anuncian, como Airbnb, de viviendas de entre 40 y 60 metros cuadrados por las que los propietarios piden entre 400 y 600 euros por semana, en función de las fechas, el tamaño y el número de inquilinos a albergar.

En la zona de La Magdalena, con el código postal 50002, encontramos 17 Viviendas de Uso Turístico: tres en el Coso bajo, tres en la calle de Doctor Palomar, dos en la calle De la Torre, otro en la plaza Tenerías y también alguno en la calle Gavín o en la de Coimbra.

Apartamentos turísticos

Hay que recordar que las Viviendas de Uso Turístico se rigen por normas distintas a las de los Apartamentos Turísticos. En el primer caso, cada propietario solo puede incluir en este sistema un apartamento por bloque de viviendas y no puede arrendarlo por periodos superiores a un mes a cada inquilino. En el segundo, un mismo propietario o gestor puede poner en alquiler a turistas bloques enteros o conjuntos de varios pisos por periodos de hasta un año y la normativa es mucho más exigente.

En la calle de Alfonso I, por ejemplo, se está rehabilitando ahora mismo el edificio de la antigua Campana de Oro, muy cerca del Pilar, para convertirlo en un bloque entero de apartamentos turísticos con recepción incluida, al estilo de otros que ya existen en la capital como en la calle Don Jaime o La avenida de César Augusto.

Según los últimos datos del INE, en Zaragoza ciudad hay 30 establecimientos de este tipo que suman 183 apartamentos turísticos. Aunque no todos ‘de lujo’ ni en enclaves selectos como los ejemplos mencionados. Con que un propietario destine dos pisos en un mismo edificio ya debe atenerse a la normativa específica para Apartamentos Turísticos y de nuevo, en El Gancho y La Magdalena se concentran gran parte de los pisos que se alquilan bajo este otro modelo.

Así, por ejemplo, tres portales de Basilio Boggiero suman ocho apartamentos turísticos y, en un solo portal de la calle de San Blas, tres propietarios tienen un total de seis pisos en alquiler para turistas.

Etiquetas
Comentarios