Zaragoza

Los niños del Colegio Vadorrey plantan 16 árboles, que ellos mismos cuidarán, para mejorar un solar junto al centro

Los niños del Colegio Vadorrey han plantado 16 árboles en un solar del barrio donde antes había vegetación salvaje y que recientemente había sido retirada para transformarlo en cancha de baloncesto.

Un cartel en el recreo anunciaba una iniciativa muy especial en el cole. Este viernes, el Colegio Vadorrey Les Alées de Zaragoza, celebraba ‘El Día del Árbol’ con una genial idea de un papá del colegio: Los niños han plantado 16 árboles que ellos mismos cuidarán en un solar junto a colegio que se había quedado sin vegetación.

Por eso en la tarde de este viernes, el esfuerzo de Fito Sesma, ha dado sus frutos y los niños del colegio y sus familias, armadas con palas y cubos,  han plantado 16 árboles, muchos de ellos chopos, en lo que antes era un solar abandonado  junto al parque que está al lado del colegio.

Este solar se había sido el centro de la polémica en el barrio durante los pasados meses cuando el Ayuntamiento decidió convertirlo en un potrero con una cancha de baloncesto lo que enfadó a algunos vecinos que veían mal el cambio por los rudos que iba a generar y la pérdida de una zona de vegetación silvestre.

Por otro lado, otros vecinos aseguraban que el nuevo equipamiento permitía que el barrio se librase de una zona foco de infecciones y rata.

Ahora el potrero, con una cancha de baloncesto permite a padres e hijos y grupos de amigos disfrutar al aire libre de un rato juntos, pero la vegetación ha desaparecido. No hay sombra y todo es asfalto y tierra. 

Por eso Sesma pensó que aprovechar su amor por la agricultura y los árboles para enseñar a los peques el valor de la responsabilidad y la posibilidad de cuidar unos árboles que ellos mismos habían plantado y, además, ayudar a mejorar el entorno. Sesma explica que  el equipamiento fue hecho por Urbanismo y que Parques y Jardines no tuvo nada que ver por lo que no se han colocado árboles y plantas. Por eso, al ver tan desolada la cancha, vio la oportunidad de aprovechar su idea y ayudar al barrio. “Se lo propuse al AMPA y al colegio y les pareció genial. En el huerto del centro habían crecido algunos árboles y yo he traído algunos chopos así que decidimos plantarlos en el solar", explica.

Pero no ha sido tan fácil, lo que este viernes han podido hacer las familias del colegio se ha logrado con tesón y trabajo. Por un lado pedir permiso a Urbanismo “cuando se lo comenté, les pareció genial y pusieron todas las facilidades”, explica Sesma, Y por otro lado, lograr que Parques y Jardines “ hiciera los agujeros para los árboles, porque el resto lo han puesto padres y el colegio", añade. “Solo nos pusieron una condición: que del cuidado de los árboles nos encargásemos nosotros así que los peques se encargarán de regarlos cuando lo necesiten ya que hay una fuente cerca”.

Ha costado, pero el fin compensa los esfuerzos y, a pesar de la lluvia, los peques junto a sus padres han plantado los árboles,  han regado y los han atado a sus troncos “tutores” para que crezcan sin problemas, y de paso han ayudado a mejorar un espacio del barrio. Así los niños crecerán con los árboles y se encargarán de cuidarlos, formarán parte del barrio y de ellos mismos.

Una gran tarde para los niños, para el cole y para el barrio.

Etiquetas
Comentarios