Despliega el menú
Zaragoza

Las amenazas a Puigdemont desde un tanque: una "pequeña burla" para encarar "un delirio"

El expresident ha hecho públicas las diligencias de investigación que han llevado a la Fiscalía a desestimar su denuncia.

Diligencias sobre las amenazas a Puigdemont desde un tanque en Zaragoza
Diligencias sobre las amenazas a Puigdemont desde un tanque en Zaragoza

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha hecho público este domingo a través de Twitter una diligencia judicial que no aprecia delito en las amenazas proferidas contra su persona por dos civiles desde un tanque porque las califica de "pequeña burla", decisión que ha criticado.

El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, denunció ante la Fiscalía a dos civiles que lo amenazaron subidos en un tanque del Ejército, desde el que grabaron un vídeo que se hizo viral en las redes.

El documento hecho público por Puigdemont es el informe que emitió la Jefatura Superior de Policía de Aragón y que constata que el vídeo se grabó en las instalaciones del Regimiento Acorazado Pavía nº 4 de la Brigada Aragón I del Ejército de Tierra -en Zaragoza-, durante la celebración del día de la Inmaculada, patrona de Infantería, el pasado 8 de diciembre. Ese día, se realizó un acto de puertas abiertas, "pero restringido, al que se invitó a numerosos civiles y en el que estaban expuestos diversos carros de combate".

"En un momento dado -según relata el informe policial- cuando estos vehículos de combate estaban ya siendo retirados al hangar, dos civiles accedieron a uno de ellos grabando el vídeo denunciado".

Las autoridades militares abrieron un expediente disciplinario a los responsables de custodiar los tanques.

Teatro del absurdo

Según fuentes de JxCat, la diligencia judicial publicada por Puigdemont es el texto en el que se basa el juez para desestimar la denuncia presentada por el abogado del expresident ya que sitúa los hechos en "la irreverencia e ingenio popular con el que la gente de la calle toma aire frente a la asfixia que produce un teatro del absurdo promovido por quienes deberían ser ciudadanos ejemplares y leales con la fuente de autoridad".

En el documento, también se dice que la "pequeña burla" como "la ideación de territorios y gobierno independientes del que pretende su independencia no son sino distintas formas de encarar un delirio que ya ha enfrentado gravemente a los habitantes de una misma tierra".

En el texto se considera una "paradoja que quien ha sido parte importante de tan pernicioso efecto apele a un supuesto carácter simbólico de su actuación, sin efecto jurídico alguno, y lo niegue de quien hace una broma con más o menos gracia", pese a que él sí dispone de "instrumentos para dicha alteración".

El escrito argumenta que los dos civiles "no tienen a su disposición carros de combate, ni tienen autoridad o mando sobre personal militar ni han instigado a mandos militares, suboficiales o tropa para que se dirijan contra el denunciante, salvo que aquellos tengan unas cualidades personales que excedan de lo humanamente razonable".

Insiste en que estas personas ni tienen disponibilidad alguna para llevar a cabo lo que dicen ni por el modo en que se expresan reflejan seriedad en sus manifestaciones "sino chanza y burla en un contexto previamente creado por la persona destinataria de su sarcasmo".

La diligencia apunta que Puigdemont está siendo investigado por las autoridades españolas por su "abierta contradicción con el ordenamiento jurídico" y que también es objeto de "comentarios ocurrentes, sátiras y bromas de los ciudadanos de la calle y muy en particular de las redes sociales".

Otra consideración que hace es que no consta que el joven que hizo el vídeo lo haya colgado en la red social o en la web que cita el denunciante

Etiquetas
Comentarios