Despliega el menú
Zaragoza

Primer expediente a un bar del Rollo por vender alcohol para su consumo en la calle

Todavía no se ha determinado qué sanción afrontará el propietario. Sí se ha multado a otros cinco establecimientos por incumplir la normativa en materia de aforo, horario o carecer de licencia.

Imagen de archivo de botellón en el Rollo, un problema ya superado.
El Rollo, en una imagen nocturna captada recientemente.
Raquel Labodía

"Satisfacción plena" entre los vecinos del Rollo. El Ayuntamiento de Zaragoza ha abierto expediente por primera vez a uno de los establecimientos de la popular zona de bares por vender alcohol para su consumo en la vía pública, esto es, promoviendo de forma explícita el botellón que cada noche de fin de semana trae de cabeza a quienes viven en la calle de Maestro Marquina y sus colindantes.

El establecimiento contra el que se ha incoado un procedimiento sancionador es La Enagua, que venía siendo señalado desde hace tiempo por la asociación de vecinos La Huerva como el principal instigador de las aglomeraciones en la vía pública.

La Policía identificó a quienes hacían botellón en la calle y a raíz de esta actuación se pudo comprobar "de forma coordinada" entre los distintos servicios municipales que el local dispensaba alcohol para ser bebido fuera del negocio, "por lo que se ha podido aplicar la normativa por vez primera y atajar esta práctica", añaden desde el servicio de Urbanismo.

Además, otros cinco locales han resultado multados o apercibidos de forma reciente por el Ayuntamiento. El bar Bohemios tendrá que hacer frente a dos multas económicas. La de mayor cuantía asciende a 3.000 euros y se le impone por carecer de licencia para la actividad. A esta se suma otra de menor importe, 2.000 euros, motivada por abrir sus puertas antes del horario establecido.

Por su parte, el responsable del bar La Perla Negra deberá abonar 3.000 euros por incumplimiento de horarios, mientras que sobre el establecimiento Encuentro Latino pesa una sanción de 1.200 euros por carecer de licencia. El caso del pub Rollo Latino es diferente: sobrepasar el aforo máximo permitido le va a suponer a sus gerentes una multa de 601 euros.

También se ha incoado un procedimiento sancionador, sin repercusión económica por el momento, contra el bar De river side, en el que la Policía Local comprobó que se excedían los decibelios permitidos.

Satisfacción vecinal

Los vecinos, que venían considerando que la actitud de la Policía era laxa, manifiestan una "satisfacción plena" por estas últimas actuaciones policiales y del servicio de Urbanismo. Tal y como indica su portavoz, Carlos Monge, lo consideran "un éxito sin precedentes". "Estamos muy satisfechos de que desde el Ayuntamiento se estén tomando cartas en un asunto que veníamos reivindicando desde mayo y que chocaba frontalmente con las leyes autonómicas y municipales, que prohíben sacar bebidas a la calle si no es en veladores y terrazas".

Sobre la primera apertura de un expediente a un bar por auspiciar el botellón, la organización vecinal La Huerva hace "una primera valoración positiva" y se muestran "agradecidos", si bien se encuentran "pendientes de ver en qué acaba, qué sanción pecuniaria o de cierre le imponen".

Este jueves, los portavoces de la asociación se reunirán con Elena Giner, concejal responsable de la Policía Local, a la que trasladarán su petición de "multar sistemáticamente a las personas que estén bebiendo en la calle y que compran tanto en los bares como en comercios, ya que es la única forma de atajar el problema de raíz".

Etiquetas
Comentarios