Despliega el menú
Zaragoza

El alcalde infiltrado

Sergio Ortiz ha ido esta semana con el camión de la basura para apuntar él mismo la ocupación de los contenedores y estudiar las condiciones del servicio.

Cuando criticamos el papel de alcaldes y concejales de las zonas rurales –sean del partido que sean– no siempre somos conscientes de la ingrata labor que desempeñan. La comarca de Campo de Cariñena va a tramitar la renovación del servicio de recogida de basuras y, de cara a la elaboración del pliego de condiciones, el presidente de la entidad comarcal y alcalde de Cariñena, el socialista Sergio Ortiz, no ha querido dejar nada al azar: esta semana se ha infiltrado dos noches en el camión de la basura que recorre los municipios de la zona para, libreta en mano, apuntar él mismo la ocupación de los contenedores y estudiar las condiciones del servicio. ¿Qué mejor forma de reivindicar la actividad de los cargos locales?

Etiquetas
Comentarios