Despliega el menú
Zaragoza

CSI-F denuncia el alto porcentaje de profesores asociados en la Universidad de Zaragoza

La entidad académica recuerda que el Ministerio de Hacienda le obligó a parar la convocatoria de 102 plazas docentes el pasado noviembre.

Los equipos de los ocho proyectos seleccionados se formarán durante trece semanas en el programa 'Lean Launchpad'.
Imagen de archivo del campus de San Francisco
L.G.

CSI-F ha denunciado este martes que más de 1.600 de los aproximadamente 3.700 profesores de la Universidad de Zaragoza son asociados. El sindicato exige que se acabe con la precariedad de este colectivo, cuyos salarios "oscilan entre los 300 y los 600 euros".

Los profesores asociados, apuntan desde CSI-F, "padecen evidentes problemas económicos", ya que muchos tienen que darse de alta como autónomos. También critican su gran inestabilidad, que les lleva a encadenar contratos durante años, y el hecho de que sean excluidos de los proyectos de investigación. A esto se unen los despidos sin indemnización, lo que provoca, según el sindicato, "que cada vez haya más recursos ganados" en este sentido.

CSI-F considera que "el Ministerio ha sido el principal responsable de esta situación" debido a la ausencia de oposiciones en los últimos años. "Esa carencia ha obligado a las universidades a contratar a todo el personal necesario para cubrir las necesidades de sus planes de estudios con este perfil profesional totalmente precarizado", dice.

Actualmente, muchos de ellos cambian de materia cada curso. Incluso se les asigna funciones de tutorías y coordinación de trabajos de final de grado, apuntan desde el sindicato. El problema está en que, en algunos casos, ganan "hasta cuatro veces menos que los profesores titulares".

Por estos motivos, CSI-F insta a retomar las negociaciones y a que se convoquen "todas las plazas necesarias para evitar que se siga viciando la contratación del sistema universitario". "Entre tanto, habrá que indemnizar al profesorado como corresponda por los graves errores cometidos", opina.

La Universidad también reclama una solución

Por su parte, desde la Universidad de Zaragoza se ha puntualizado que entre los profesores asociados no hay que contabilizar los alrededor de 500 que dan clase en Ciencias de la Salud, ya que en Medicina y Enfermería este tipo de contratos son obligatorios.

Asimismo, la entidad académica ha recordado que el propio Ministerio de Hacienda le obligó a paralizar la convocatoria de 102 plazas docentes el pasado noviembre, una oferta de empleo que tenía previsto poner en marcha para consolidar puestos de trabajo de profesores. Hacienda argumentó que este número era excesivo.

Ademas, el grupo de universidades G9, del que forma parte la de Zaragoza, ya reclamó el pasado 9 de febrero una solución a este problema durante la reunión que mantuvo en Ciudad Real la Comisión Sectorial de Profesorado de este organismo, precisamente bajo la presidencia del rector zaragozano José Antonio Mayoral. Entre otras medidas, las universidades solicitaron la supresión del sometimiento a la tasa de reposición y la "revisión en profundidad" de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) que limita la posibilidad de contratar profesionales.

Etiquetas
Comentarios