Zaragoza

La fórmula del estudiante aragonés que pasó del suspenso a la matrícula de honor

Marcos Asensio ha ganado el Premio Extraordinario de Formación Profesional de Aragón y la Beca de Excelencia Académica en la Universidad de Madrid por sus estudios relacionados con la actividad física y el deporte.

Marcos Asensio en la entrega de las Becas de Excelencia Académica de la UPM
Universidad Politécnica de Madrid

Dicen que ‘sarna con gusto no pica’. Quizá esto es lo que le ocurra a Marcos Asensio, un joven de 23 años vecino de Mediana de Aragón (Zaragoza), cuyo esfuerzo, dedicación y buenas notas a lo largo de estos últimos cuatro años le han llevado a ganar distintos reconocimientos relacionados con el estudio del deporte. Sin embargo, los comienzos no siempre fueron buenos.

Asensio cuenta que hasta los 18 años, en sus años de instituto, estaba “descentrado, sin saber qué hacer”, lo que le llevó a suspender y repetir segundo de bachiller. Una vez todo aprobado y tras un año de intentos fallidos, este joven consiguió entrar en el grado superior Técnico de Animación de Actividades Físicas y Deportivas (TAFAD) en el IES Francés de Aranda en Teruel, lo que le supuso un punto de inflexión.

Muy agradecido, Asensio asegura que fue este centro quien le ha hecho ser quien es ahora. “Me han creado”, dice orgulloso este joven al que le enseñaron "el valor del esfuerzo y del trabajo, pero con el gusto por aprender”. Con una media de diez, el joven deportista recibió este año el Premio Extraordinario de Formación Profesional de Aragón por haber sido la mejor nota media de su promoción en toda la comunidad. Este premio también le ha calificado este año para competir por ser el mejor a nivel nacional. Además, en su paso por Teruel también recogió el tercer premio a Mejor Iniciativa Emprendedora (2016) en el concurso Emprender en la Escuela promovido por el Instituto Aragonés de Fomento. Asensio, junto a otros dos compañeros, presentó el proyecto de un campamento para drogodependientes orientado a su rehabilitación y reinserción sociocultural.

En la actualidad, Asensio continua sus estudios en Madrid en la Universidad Politécnica (UPM) cursando el segundo año de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFD) en el INEF, donde también destaca por sus buenos resultados. El pasado 26 de enero, con motivo de la celebración del patrón de los estudiantes Santo Tomás de Aquino, recibió la Beca de Excelencia Académica, que la UPM entrega a los 19 estudiantes con mejor expediente académico en el primer curso.

Ninguno de estos premios se los esperaba asegura el joven, quien dice sentirse orgulloso cuando echa la vista atrás y ve el chaval que era y en qué se ha convertido. Además de cursar su carrera, a Asensio también le apasiona el voleibol y las carreras de montaña, y ve en la investigación enfocada a la educación como una opción a la que le gustaría dedicarse en el futuro. “El movimiento y la educación deben estar unidos, y sobre todos a edades tempranas. Quizá a cierta edad ya es más necesario sentarse y abrir un libro, pero antes hay que moverse”.

Etiquetas
Comentarios