Zaragoza

La desesperada decisión de un preso de Zuera para ver a su hijo recién nacido

Pedro Antonio Calahorra Hernández, en prisión por un robo con violencia y con varias causas pendientes, se tragó varios tornillos para que le llevaran al hospital y ver a su hijo.

Pedro Antonio Calahorra Hernández, junto a su primo Santiago Hernández Serrano, en el juicio que se celebró en la Audiencia de Zaragoza el pasado 25 de enero.
Pedro Antonio Calahorra Hernández, junto a su primo Santiago Hernández Serrano, en el juicio que se celebró en la Audiencia de Zaragoza el pasado 25 de enero.
Oliver Duch

La Audiencia Provincial de Zaragoza condenó el pasado 25 de enero a siete años y medio de prisión a Pedro Antonio Calahorra Hernández, de 21 años, tras admitir que el pasado mes de agosto, junto a un primo suyo, asfixió a una anciana de 84 años hasta dejarle inconsciente para robarle joyas y dinero.

Tan solo unas horas antes de la vista oral, la pareja del joven había dado a luz en el hospital Miguel Servet y el preso, a través de su abogado Marco Antonio Navarro, había solicitado un permiso para visitar a la mujer y al bebé en el centro hospitalario. El permiso fue concedido por la Fiscalía el 26 de enero, pero pasaron los días y no se hizo efectivo.

Por ello, la semana pasada Pedro Antonio Calahorra Hernández tomó una decisión desesperada desde su celda de Zuera: ingirió varios tornillos porque pensó que le trasladarían al hospital y allí podría ver a su hijo y a su mujer, según ha adelantado este domingo 'El Periódico de Aragón'.

El preso acertó en lo primero porque desde la cárcel le llevaron al hospital para extraerle las piezas metálicas, pero no estuvo tan atinado con el segundo aspecto. De hecho, según ha apuntado este domingo su abogado, Calahorra todavía no ha conocido a su hijo. El joven está de vuelta en Zuera, tras haber recibido el alta médica después de su desesperada ingesta de tornillos. Está en prisión desde octubre del año pasado. Además de la causa juzgada hace unos días, tiene otras pendientes por hechos idénticos.

Etiquetas
Comentarios