Zaragoza
Suscríbete

Los puestos del 'nuevo' Mercado Central ya se intuyen

Esta semana se están terminando los cerramientos de la nave provisional que se está instalando para los detallistas mientras se reforma el histórico edificio. El traslado se hará a finales de marzo o abril.

La nave provisional del Mercado Central ya está cerrada. La instalación de esta enorme estructura avanza junto a las Murallas Romanas y esta semana se han terminado de colocar los laterales, es decir, las paredes. Además, los puestos que tendrán los detallistas mientras dura la reforma de su histórico edificio ya se intuyen. Está previsto que en la primera quincena de marzo terminen los trabajos, y que el traslado a su nueva (y provisional) casa se haga en torno a la Semana Santa, aunque no se descarta que se retrase al mes de abril.

La carpa, de color blanco, se asienta ya en paralelo a las Murallas Romanas. Con la instalación de los laterales la estructura está prácticamente terminada, a falta de las puertas que den un cerramiento total a la nave. Con este nuevo paso, ya se puede apreciar perfectamente el enorme paralelepípedo que forma. Además, en su interior se vislumbran algunos de los puestos que tendrán los comerciantes. En total habrá 74, aunque aún no está claro cuántos estarán ocupados, ya que el Ayuntamiento de Zaragoza de momento solo ha logrado cubrir 46. La semana que viene el gobierno convocará un nuevo concurso para tratar de atraer nuevos negocios.

Los avances en el exterior del edificio son rápidos y los cambios, evidentes. Sin embargo, en el interior los trabajos son más lentos, debido a que participan muchos gremios para que todas las instalaciones estén listas. Así, ya se han colocado parte de la electrificación, de los conductos de agua, de la maquinaria de climatización, las separaciones de los puestos… Con todo, el Consistorio sigue confiando en que en poco más de un mes la nave esté lista para acoger a los nuevos detallistas.

Los trabajos sufrieron un pequeño retraso en Navidad, cuando algunos gremios no trabajaron por tener cierre patronal. De hecho, la fecha prevista de fin de obra que marcaba el contrato firmado con la constructora era el 28 de febrero, y se ha tenido que retrasar. Cuando esté lista, el Ayuntamiento pactará con los comerciantes cuál es el mejor momento para acometer el traslado y minimizar los perjuicios económicos, ya que los puestos tendrán que cerrar algún día.

Esta nave provisional tiene un coste de 1,4 millones de euros para las arcas municipales. Cuenta con 1.500 metros cuadrados en los que, además de los 74 puestos, se incluyen las cámaras frigoríficas, vestuarios, obradores, oficinas y un muelle de carga y descarga para los suministradores.

La estructura es desmontable y provisional. Se retirará cuando terminen las obras de reforma del Mercado Central, que va a ser remozado en profundidad. Para ello, el Ayuntamiento ha sacado un concurso público por valor de 10,6 millones de euros. Las empresas tienen de plazo para presentar ofertas hasta el 20 de este mes, después de que un error en los pliegos retrasara el proceso.

El gobierno de ZEC ya sabe qué hacer con la nave provisional cuando termine su trabajo en el Casco Histórico. Sus planes pasan por que forme parte de la red de mercados municipales que quiere extender por la ciudad, en concreto para la zona de Las Delicias, Oliver y Valdefierro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión