Zaragoza
Suscríbete por 1€

La juez rechaza hacer una reconstrucción del crimen de los tirantes

Considera que es suficiente con un croquis detallado del bar Tocadiscos, donde ocurrieron los hechos, que ya ha pedido a la Policía Nacional. La defensa ha recurrido la decisión de la magistrada.

Homenaje a Víctor Laínez en la plaza de Aragón, el 18 de diciembre de 2017.
Homenaje a Víctor Laínez en la plaza de Aragón, el 18 de diciembre de 2017.
Toni Galán

La magistrada que investiga la brutal agresión que costó la vida al zaragozano Víctor Laínez, de 55 años, el pasado 7 de diciembre ha descartado hacer una reconstrucción de los hechos en el bar Tocadiscos con el presunto autor de la paliza, Rodrigo Lanza. La titular del Juzgado de Instrucción número 3, Mercedes Terrer, rechaza así la prueba propuesta por la defensa para intentar aclarar lo sucedido.

Según manifestaba este miércoles el abogado de la acusación particular, Juan Carlos Macarrón, "a juicio de la instructora, a tenor de cómo avanzan las pesquisas, resulta innecesario hacer una inspección ocular del escenario de la agresión o una reconstrucción de los hechos". "De hecho ­–añadía–, cree que con un mapa o croquis detallado del lugar sería suficiente".

Sin embargo, la abogada de la defensa, Ana Sebastián, considera importante hacer una reconstrucción de los hechos para aclarar algunas cuestiones, ya que, según esta, los testimonios de los testigos no han desmontado la versión de su cliente de que actuó en "defensa propia". De ahí que la letrada haya recurrido la decisión de la jueza e insista en la conveniencia de practicar la prueba ahora rechazada.

Sobre lo que todavía no se ha pronunciado la magistrada es sobre la fecha en que tendrá que prestar declaración Pablo M. G., el joven de 23 años que acompañaba al encausado cuando se produjeron los hechos. Terrer considera que no existe "ninguna base probatoria" de que esta persona participara de algún modo en los hechos, ni que "hablara" con la víctima, ni que "incitara" al presunto agresor a que llevara a cabo su conducta, ni que "pudiera evitar" el ataque. Con estos argumentos, la instructora rechazaba hace unos días la petición de la acusación particular para que Pablo M. G. compareciera en el juzgado en calidad de investigado.

Por otro lado, este miércoles se conoció que han aparecido pintadas de corte antifascista en la fachada del local donde el fallecido tenía su negocio de aire acondicionado. El abogado de la familia, Juan Carlos Macarrón, condenó este miércoles estos actos, pero entiende que es difícil identificar al autor y prefiere centrar todos los esfuerzos en las pesquisas del caso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión