Despliega el menú
Zaragoza

Tercer Milenio

La Universidad de Zaragoza reclama estabilidad laboral para los investigadores y más inversión estatal

Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica, pide a las administraciones "menos palabras y más hechos".

Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica, durante la presentación del balance de 2017
Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica, durante la presentación del balance de 2017
Oliver Duch.

El vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Luis Miguel García Vinuesa, pidió ayer mayor estabilidad laboral para los investigadores aragoneses y más inversión estatal.

Estos fueron los dos deseos fundamentales que el responsable universitario planteó como prioritarios para este año, de cara a que los grupos de investigación adscritos a la universidad pública puedan seguir captando proyectos y desarrollando su actividad.

El vicerrector de Política Científica, que presentó el balance de la actividad investigadora de 2017, recordó lo necesario que es que los investigadores puedan contar con un marco legislativo que les ofrezca estabilidad. Por ello, reivindicó que se regulen en la Comunidad "figuras contractuales dignas", como el contrato laboral indefinido, tal y como ya se ha hecho en Cataluña o País Vasco.

El vicerrector recordó que, en este momento, la Universidad tiene alrededor de 1.000 profesionales vinculados a proyectos de investigación, a los que no se les puede ofrecer estabilidad laboral. "Y no es digno –dijo– tener a un investigador encadenando contratos durante 10 ó 15 años".

García Vinuesa mostró su confianza en que cuando se desarrolle la Ley de la Ciencia autonómica se clarifique quién debe definir y regular esta figura contractual. "Y lo haga el Gobierno de Aragón o bien le sea encomendada esta tarea a la propia Universidad", reclamó.

En cuanto a la otra petición, el vicerrector recordó que la Universidad de Zaragoza ha logrado recuperar, en estos tres últimos años, su nivel de inversión para I+D+i gracias, sobre todo, al esfuerzo que se ha hecho para captar financiación europea.

"Pero España no acaba de creérselo –lamentó–, en vez de converger con Europa estamos divergiendo". García Vinuesa se refería a que mientras los países europeos destinan a investigación una media del 2,1% de su PIB, España ha rebajado ese porcentaje, pasando del 1,3% al actual 1,1%.

Esta política de recortes en investigación y ciencia ha afectado de lleno a la captación de recursos del campus público aragonés, que en 2008 pudo destinar 50 millones de euros a estas áreas de conocimiento, cuantía que cayó drásticamente en los años siguientes hasta tocar suelo en 2013, ejercicio en el que contó solo con 26 millones.

"La investigación ha estado en la UVI", manifestó el responsable universitario. "Ahora está saliendo, pero necesitamos un impulso para salir más rápidamente. Pedimos a las administraciones públicas menos palabras y más hechos; que se mantenga y se redoble la apuesta por la investigación".

Fuentes de financiación

García Vinuesa explicó que la actividad investigadora ha ido remontando. "Llevamos tres años de recuperación económica clara –dijo–. El año pasado captamos casi 35 millones de euros (entre financiación privada y pública). Estamos aún muy lejos de los 50 millones de 2008, pero vamos encadenando subidas desde 2015".

En cuanto al origen de los fondos captados el año pasado, García Vinuesa recordó que, a raíz de la dura crisis económica que se ha vivido en España desde 2008 y que ha afectado a la inversión en I+D+i, la Universidad de Zaragoza ha tenido que "diversificar", a lo largo de estos años, sus fuentes de financiación.

Destacó "el excelente" trabajo realizado por los grupos de investigación a la hora de captar fondos europeos y recordó que se trata de proyectos "muy exigentes y competitivos". Por esta vía logró 6,5 millones de euros para 26 proyectos de investigación.

Asimismo, la Universidad obtuvo otros 6,1 millones para 66 proyectos del programa estatal de investigación del Ministerio de Economía y Competitividad. García Vinuesa hizo hincapié en que la Universidad de Zaragoza se ha colocado como la décima universidad de España (de las 88 que existen) en cuanto a captación de proyectos nacionales.

También mencionó la apuesta por el ‘crowdfunding’ (micromecenazgo), que ha permitido captar recursos para cinco proyectos (un sexto está en marcha).

"El Pacto por la Ciencia debe despegar este año"

El vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Luis Miguel García Vinuesa, dijo ayer que esperan ver cómo el Pacto por la Ciencia se "materializa" este año.

El responsable universitario confió en que 2018 sea el año del "despegue" de este acuerdo, que fue suscrito a finales de 2016 y que contó con el aval y el apoyo de todas las fuerzas políticas con representación en el Parlamento aragonés.

"Este debe ser el año del lanzamiento del Pacto por la Ciencia", dijo García Vinuesa, quien reconoció que los Presupuestos de 2018 contemplan diversas partidas para investigación y pidió que se ejecuten.

Etiquetas
Comentarios