Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento concentrará los autobuses híbridos de la flota en tres únicas líneas

Los trayectos de la 38, la 39 y la C2 han sido los elegidos. Se busca garantizar las frecuencias y que los conductores no cambien de tipo de vehículo.

Una remesa anterior de autobuses híbridos para Zaragoza.
Nuevos autobuses híbridos para Zaragoza
Aránzazu Navarro

El Ayuntamiento de Zaragoza va a concentrar los autobuses híbridos de la flota en tres únicas líneas, con el objetivo de “uniformar los trayectos y garantizar las frecuencias” y para evitar que los conductores tengan que cambiar de tipo de vehículo con frecuencia, según explican desde el área de Movilidad.

Los trazados agraciados con esta medida serán los de las líneas 38, 39 y C2. En este caso, en el Consistorio se ha buscado “abarcar el mayor espacio geográfico posible”, algo que se conseguirá con esta elección, ya que atraviesan prácticamente todos los distritos de la ciudad, salvo La Almozara y algunos barrios periféricos.

Para este proyecto el Ayuntamiento destinará 39 de los 40 buses híbridos con los que contará en las próximas semanas. A los ocho vehículos de estas características que ya disponía la ciudad hay que sumar otros 32 que se están recibiendo desde principios de año. El proceso se está desarrollando “con algo de retraso”, según fuentes municipales, por lo que todavía no pueden concretar cuándo se hará efectiva esta medida, aunque será a corto plazo. El reparto previsto hará que 14 de estos buses de motores semiecológicos se destinen a la línea 38, 15 a la 39 y 10 a la C2.

Las unidades que se están incorporando son de la gama Volvo 7900, con los que se pretende obtener ahorros de combustible y emisiones de CO2 de hasta el 39% así como reducir las emisiones peligrosas de partículas cerca de un 50%. Además, disminuyen el ruido de la circulación. Cada vez que uno de estos autobuses llega a una parada, su motor diésel se apaga. Cuando el conductor reanuda la marcha, lo hace con el propulsor eléctrico, hasta que alcanza los 20 kilómetros por hora, donde se vuelve a accionar el de carburante.

Tres eléctricos en primavera

La introducción de vehículos híbridos ha sido una de las apuestas del equipo de gobierno de ZEC, mientras que los grupos de la oposición han recriminado en numerosas ocasiones a la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, que se haga un esfuerzo en una tecnología intermedia y no en autobuses totalmente eléctricos, como ya se hace en otras capitales del país.

Este asunto fue uno de los que se abordó en el pasado Debate del Estado de la Ciudad, en diciembre, donde el PP solicitó que el Ayuntamiento se comprometiera a que en 2030 todos los autobuses de la flota municipal fueran totalmente eléctricos, y que en 2024 lo fueran el 55%. El PSOE, por su parte, presentó una iniciativa para que este año se compraran no menos de 80 buses híbridos y que se avanzara en el estudio de que dos líneas fueran eléctricas. Finalmente salió adelante la propuesta de los socialistas, gracias a los votos de ZEC y CHA. Lo hizo algo rebajada, al aceptar una transaccional de los comunes para que la cifra se quedara en 55, ya que, según apuntaron, los pliegos del contrato con Auzsa no permiten más.

En cualquier caso, el futuro de los buses eléctricos en la ciudad se resolverá esta primavera, cuando se probarán tres unidades con diferentes tecnologías incorporadas para valorar cuál de ellas se adapta mejor al servicio que deben prestar en la ciudad. Los dos primeros vehículos comenzarán a rodar con viajeros en mayo, aunque todavía no se han definido las líneas que recorrerán. En ambos casos se trata de unidades que recargarán sus baterías en las cocheras de Avanza de la capital aragonesa.

En cuanto al tercero, emplea un sistema de recarga en los propios terminales –similar al utilizado en Valladolid– que plantea más dificultades y que requiere de un estudio previo, aunque según la edil posiblemente podría circular en pruebas en junio.

Etiquetas
Comentarios