Despliega el menú
Zaragoza

El arzobispado dice que el conflicto con el Ayuntamiento sobre las inmatriculaciones es "humo"

"Todavía no ha habido ninguna acción en serio por parte de quienes reclaman", señala José Calvo.

José Antonio Calvo, en imagen de archivo.
José Antonio Calvo: "La solicitud de inmatriculación se presenta sin fundamento jurídico"

El director de Comunicación del Arzobispado de Zaragoza, José Antonio Calvo, ha manifestado que el conflicto con el Ayuntamiento de la capital aragonesa sobre las inmatriculaciones de algunos templos es "humo" y "todavía no ha habido ninguna acción en serio por parte de quienes reclaman".

En rueda de prensa, se ha referido así a la intención del consistorio zaragozano de impulsar acciones para lograr la nulidad de las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia católica respecto a la Catedral del San Salvador --La Seo--, la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Iglesia de San Juan de los Panetes y la de Santiago el Mayor, todas ubicadas en la capital aragonesa.

"Estamos convencidos de que simplemente es una acción ideológica que va contra el Derecho común y por lo tanto no esperamos que se dé ese cambio", ha sostenido Calvo.

Además, ha esgrimido que si este patrimonio dependiese de las instituciones del Estado "estaría cerrado, como ha pasado recientemente con el Monasterio de Rueda, que ahora se va a reabrir, pero lleva años cerrado" y "la inversión se reduciría y sería insuficiente para el mantenimiento ordinario".

Al respecto, Calvo ha apuntado que las subvenciones que recibe el Arzobispado por patrimonio representan el 16 por ciento de sus ingresos, frente al 40 por ciento de gastos que significa la conservación de edificios y su mantenimiento, "sin hablar del personal que nosotros dedicamos" a esta finalidad y al uso y actividades de estos inmuebles, para concluir que "nosotros lo hacemos más barato y más eficientemente y estamos abiertos todos los días del año".

Por su parte, el económico diocesano, Jaime Sanaú, ha estimado que el impacto económico que tendría dejar de percibir ingresos por estos bienes, por ejemplo, por el cobro de entradas, "no sería significativo".

En relación con la Iglesia de la Magdalena, ha estimado que será en verano cuando se pueda reabrir, tras quince años cerrada y después de un proceso de restauración, entre otros motivos, por problema de humedades.

Etiquetas
Comentarios