Despliega el menú
Zaragoza

Cuatro años y medio de cárcel por gastar cerca de 1.500 euros con tarjetas de crédito clonadas

Los hechos se remontan a 2015, cuando el acusado clonó varias tarjetas y gastó con ellas unos 1.500 euros en material informático.

Nuestra vida es más fácil gracias a los cajeros.
¿Cuándo aparecieron los cajeros automáticos?
Pixabay

La Audiencia Provincial de Zaragozacondenará a cuatro años y medio de cárcel a Abel Onisim por un delito continuado de estafa en concurso con otro de falsificación de tarjetas de crédito y débito.

Los hechos se remontan a varios días de abril y mayo de 2015, cuando el acusado, que hoy tiene 24 años, clonó varias tarjetas y gastó con ellas unos 1.500 euros en diverso material informático adquirido en tres grandes superficies del centro de la capital aragonesa.

Según quedó acreditado durante la instrucción del caso, Abel Onisim tenía en su domicilio del Actur todas las herramientas necesarias para llevar a cabo la copia de las bandas magnéticas, que correspondían a entidades estadounidenses y francesas. La investigación no pudo determinar cómo se hizo el acusado con los datos de estos dispositivos de pago, pero sí acreditó que Onisim copió estos números en tarjetas a su nombre con embozos de cajas y bancos españoles.

Por estos hechos el Fiscal pedía para el acusado ocho años de cárcel, pero el ministerio público y la defensa del joven, ejercida por el letrado Fernando Octavio de Toledo, llegaron a un acuerdo para rebajar la pena y dejarla en cuatro años y medio de prisión, ya que considera que concurre la atenuante de reparación del daño, pues el joven consignó en el juzgado 1.600 euros en concepto de responsabilidad civil.

Etiquetas
Comentarios