Despliega el menú
Zaragoza

Condenado por suspender una carrera y quedarse las inscripciones

La prueba, denominada Caesar-Extreme Race, iba a celebrarse el 4 de octubre de 2015 y se había publicitado tanto a través de la prensa local como de las redes sociales.

El juicio por abusos se celebró en la Audiencia de Zaragoza.
El juicio por abusos se celebró en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a Omar V. L. a un año de prisión y 1.080 euros de multa por suspender la carrera de obstáculos que había organizado en Villanueva de Gállego y apropiarse de las cuotas de inscripción que habían abonado un total de 75 participantes. La prueba, denominada Caesar-Extreme Race, iba a celebrarse el 4 de octubre de 2015 y se había publicitado tanto a través de la prensa local como de las redes sociales.

A través de su sentencia, el tribunal recuerda que los corredores habían abonado entre 26 y 37 euros. Algunos habían pagado incluso más, ya que con la inscripción se ofrecía la posibilidad de adquirir unas zapatillas especiales para el evento.

Fue el 29 de septiembre cuando el acusado se puso en contacto con los inscritos a través del correo electrónico para comunicarles que la carrera no se iba a poder celebrar. En ese momento, el organizador no daba por cancelada la prueba, dejando entrever que podría ponerse una nueva fecha. Sin embargo, los participantes recibieron otro mensaje el 26 de noviembre confirmando que, definitivamente, la competición quedaba suspendida.

Por más que Omar V. L. dijo a los inscritos que se les devolvería el dinero, no fue así. De ahí que la Fiscalía entendiera que su objetivo era obtener un enriquecimiento ilícito y acabó acusándole de un delito de apropiación indebida, por el que ahora ha sido condenado.

Etiquetas
Comentarios