Despliega el menú
Zaragoza

Repintado de señalización y más vigilancia para frenar los atropellos en Zaragoza

El Ayuntamiento reedita las campañas 'Para, mira, pasa' y 'Respeta la cebra' para concienciar a peatones, ciclistas y conductores y mejorar la seguridad vial.

El Consistorio pondrá de nuevo en marcha la campaña 'Para, mira, pasa' para evitar atropellos por el tranvía.
El Consistorio pondrá de nuevo en marcha la campaña 'Para, mira, pasa' para evitar atropellos por el tranvía.
Mainte Santonja

El Ayuntamiento de Zaragoza va a repintar de manera inmediata los mensajes de advertencia a los peatones escritos tanto en el eje del tranvía como en los carriles unidireccionales del bus urbano con el objetivo de «reducir a cero» la siniestralidad en las calles de la ciudad, en especial la de peatones.Los últimos accidentes mortales registrados en la capital -dos en una semana- han llevado al Consistorio a acordar una serie de medidas a corto y medio plazo.

Así lo ha explicado este martes la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, al término de la reunión mantenida con técnicos municipales, representantes de la empresa Avanza y Los Tranvías de Zaragoza así como de la Policía Local. La edil ha anunciado que, de forma inminente, se revisarán el pintado de marcas, las señales verticales y horizontales y la visibilidad de los cruces. Además, se retomarán dos campañas para peatones pensando tanto en el tranvía como en las zonas con carriles bus que discurren en sentido contrario al resto de la circulación (avenidas de Valencia, San José, de Madrid o Conde Aranda)

«Hemos decidido reeditar dos campañas que funcionaron bien, como fue la de 'Para, pasa, mira', dirigida directamente a los viandantes que cruzan la plataforma del Urbos 3, y la de ‘Respeta la cebra’, que llama la atención de ciclistas y conductores para que se detengan en los pasos con preferencia del peatón, que son donde más siniestros se producen», ha dicho.

Al repintado se sumará la colocación de mupis en las marquesinas con mensajes para prevenir siniestros, como la importancia de no usar el móvil o los cascos cuando se atraviesen las calzadas y estar pendientes y atentos al tráfico. Sobre todo, cuando la tendencia del transporte público en Zaragoza apunta a los vehículos eléctricos o híbridos, como el tranvía y los últimos autobuses urbanos adquiridos, menos contaminantes y más silenciosos al circular.

Ambas campañas se llevarán a cabo con la ayuda de los voluntarios de la capital aragonesa, que se situarán en los puntos conflictivos, cruces y paradas para informar a los ciudadanos. Teresa Artigas ha indicado también que adelantarán a enero la redacción del Plan de Seguridad Vial incluido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) sin esperar a que este último esté aprobado. «Así tendremos más propuestas con las que elaborar el plan de movilidad», ha comentado. A largo plazo, el Consistorio emprenderá campañas dirigidas a colectivos más concretos, como ancianos y niños.

Ante la posibilidad de instalar advertencias luminosas triangulares que se encienden cada vez que pasa un convoy, como ya se hizo con buen resultado en varios giros de coches en el eje del tranvía del Actur para reducir los accidentes, la edil de ZEC ha manifestado que lo están «estudiando» pero que tienen que analizar cuál es la mejor alternativa para cada situación.

En cuanto a la velocidad con la que circula el Urbo 3 y la posibilidad de reducirla, Artigas ha manifestado que es algo que en estos momentos no es prioritario, ya que considera que marcha siempre adaptándose a las circunstancias de la vía, aunque admitió que «se podría debatir». Al mismo tiempo, ha destacado la «alta profesionalidad» de los conductores y subrayó que ellos «no son los responsables de estos atropellos».

En los 30 accidentes con peatones contabilizados por este periódico desde que se inauguró la línea en 2011 (cuatro de ellos, mortales) la causa siempre ha sido una imprudencia del viandante. La concejal de Movilidad ha expuesto que para los conductores del tranvía tener un siniestro supone vivir una situación «muy dura» y ha informado de que cuentan con apoyo psicológico por parte de la empresa para afrontarlos.

Precisamente este martes se han producido dos atropellos. Uno en San Juan de la Peña, donde un conductor no respetó un ceda el paso y arrollo a un hombre de 70 años al que causó lesiones leves, salvo complicaciones, y otro en la avenida de Navarra, donde fue alcanzada, también leve, una viandante de 78 años que cruzaba fuera del paso de peatones.

Etiquetas
Comentarios