Despliega el menú
Zaragoza

El nuevo colegio de Alfajarín solucionará la falta de espacio que existe en el centro actual

Los padres enumeran una serie de problemas del edificio, como las deficiencias en el patio de recreo, comedor o baños

Imagen del patio de infantil del colegio de Alfajarín.
Imagen del patio de infantil del colegio de Alfajarín.
HA

Las deficiencias del actual colegio de educación infantil y primaria Brianda de Luna de Alfajarín obligaron a dividir aulas y a reubicar servicios, mientras alumnos, profesores y padres esperan que se construya un nuevo edificio. El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón estima que el coste de ejecución de este futuro equipamiento rondará los 3,5 millones de euros, y ahora se encuentra en la fase de licitación de la redacción del proyecto. La previsión es que pudiera entrar en funcionamiento en el curso 2019/2020.

El nuevo centro se plantea con cuatro aulas de infantil y 10 de primaria, con posibilidad de ampliación. Incluye también biblioteca, comedor, aulas para asociaciones de alumnos y de padres, ascensor, salas de tutoría y otra serie de espacios comunes.

El colegio actual, que tiene 250 alumnos de infantil y primaria aproximadamente, presenta una serie de deficiencias. Según explicó Anabel Meléndez, presidenta de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA), es un "edificio muy antiguo", construido en torno al año 1958. La localidad experimentó un aumento de población y fue necesario "dividir las clases". El resultado: aulas de poco más de 20 metros cuadrados que soportan temperaturas que llegan a los 30 grados en los meses de mayo y septiembre.

Tal y como relató, "después de habilitar un espacio para una biblioteca nueva, con el esfuerzo que supuso, también hubo que desmontarla y convertirla en clase, al igual que la sala de informática y música". No existe posibilidad de espacio para aula de idiomas y para los apoyos de asignaturas "siempre hay que buscar espacios libres".

La representante de los padres destacó que, con respecto a los patios de recreo, "el pavimento es deficiente, sin sombras y sin instalaciones deportivas". Esta situación supone una limitación a la hora de proponer actividades extraescolares ahora que se ha implantado la jornada continua.

"Los baños son todavía de los de cadena antigua y en algunas aulas, como en las de primero de infantil, solo hay un aseo para veintitantos niños". Meléndez añadió que "cada vez que llueve entra el agua por goteras, ventanas, puertas… Se caen tejas. La calefacción es vieja y no da abasto por lo que hay que tenerla encendida día y noche".

Otra de las quejas de los padres está relacionada con el comedor, que ocupa la antigua casa de maestro y está junto a la clase de infantil. "Los más pequeños vienen de la guardería nueva, alegre, espaciosa, con muy buenas instalaciones y pasan a un edificio lúgubre, viejo y de la posguerra".

El alcalde de Alfajarín, Jesús Vicén, explicó que el Ayuntamiento puso a disposición de la DGA la parte superior de la escuela infantil para el nuevo colegio. El centro joven ocupa parte del espacio y el resto está diáfano. También se construirá otro edificio.

Etiquetas
Comentarios