Despliega el menú
Zaragoza

El Justicia pide al Ayuntamiento mover la valla de la Casa Azul tras 14 años ocupando la acera

Aboga por dictar una orden en la que se advierta de que si el Consistorio asume el trabajo, la Comunidad pagará el coste.

Dos personas pasan junto a la valla que protege el solar de la desaparecida Casa Azul de Calatayud.
El Justicia pide al Ayuntamiento mover la valla de la Casa Azul tras 14 años ocupando la acera
Macipe

El Justicia de Aragón ha realizado una sugerencia formal al Ayuntamiento de Calatayud para que los servicios técnicos municipales realicen un informe en el que se haga una valoración económica y se fije un plazo para la recolocación de la valla del solar de la conocida como Casa Azul. En concreto, la resolución hace referencia tanto al tramo que está colocado en la calle Justo Navarro como a la parte de la explanada de Santa Ana y pide "la retirada del vallado a la alineación oficial del PGOU", es decir, que se despeje la parte de acera correspondiente. Esta ocupación parcial viene prolongándose desde hace 14 años.

De igual forma, en el documento, firmado por Fernando García Vicente, se propone que teniendo en cuenta el informe que tendrían que realizar los técnicos municipales "se dicte orden de ejecución, con expresa determinación del plazo para su cumplimiento, y del valor estimado de la actuación". En el mismo texto, subraya que se debería recoger "una advertencia de que, en caso de incumplimiento, se procederá por el Ayuntamiento, a la ejecución subsidiaria de los trabajos, a costa de la Comunidad".

Para el Justicia, en este proceso "no cabe hablar de inactividad administrativa –por parte del Ayuntamiento–, puesto que se ha formalizado, desde un primer momento, un trámite de audiencia a la propiedad del vallado cuya retirada se tenía solicitada, y cumplimentado este, se dirigió requerimiento a la misma". A su vez, se recoge cómo desde Alcaldía se notificó al Defensor que desde el Consistorio se había dado traslado a la propia Comunidad de la petición y que esta se debatió en la junta anual que tuvo lugar en marzo de 2017. De igual forma, las peticiones se reiteraron hasta finales del pasado año.

Sin embargo, sí reconoce que al no fijarse un plazo concreto de cumplimiento en la petición del Ayuntamiento "parece dejarse a disposición de la Comunidad la cumplimentación del requerimiento". En este sentido, desde la institución subrayan que esto "no parece adecuado", ya que existe por parte del Consistorio "la obligación de recuperación del espacio de dominio público viario".

En la queja que dio origen al procedimiento, presentada por propietarios de la Casa Azul, se hacía constar que "dada la altura del vallado (cuatro metros), podrían darse situaciones de peligro" a causa del "viento o desprendimientos de placas". Asimismo, se recoge el malestar porque "incluso la zona se ha convertido en un lugar de acumulación de residuos y suciedad". En octubre, la presidencia de la actual Comunidad de Bienes explicó que en noviembre de 2016 se revisó la tornillería del vallado "para garantizar la seguridad".

Desde el Consistorio, la concejal de Urbanismo, Mercedes Sarrate, apuntó que "si hay que llegar hasta ese extremo se llegará". No obstante, subrayó que este mes tienen prevista una reunión, por lo que están "a la espera de que las medidas se tomen allí". Asimismo, defendió que el “siempre se ha tomado una postura de apoyo, y haremos lo necesario para facilitar el cumplimiento y que sea de la forma menos gravosa”.

Etiquetas
Comentarios