Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento estudia reforzar las señales para peatones tras los dos últimos atropellos mortales del tranvía

La concejal de Movilidad alerta del aumento de los siniestros por el uso del móvil tanto en viandantes como en conductores de vehículos.

Señalización del tranvía de Zaragoza
Señalización del tranvía de Zaragoza
Guillermo Mestre

El hombre de 64 años que fue atropellado por el tranvía en la tarde del sábado en la Gran Vía falleció de madrugada en el hospital Clínico debido a la gravedad de las lesiones sufridas. Su muerte es la quinta desde que se inauguró la línea en abril de 2011 y la segunda que se produce en ocho días, después de la del joven de 24 años ocurrida en la plaza de San Francisco. La sucesión y el trágico resultado de estos accidentes han reabierto el debate de la seguridad vial en el eje del tranvía y de la necesidad de adoptar medidas tendentes a evitarlos.

La concejala de Movilidad, Teresa Artigas, lamentó este domingo el nuevo siniestro y explicó que están estudiando medidas dirigidas a los peatones, como la señalización horizontal en algunos puntos, para reducir la siniestralidad al mínimo. En diversas ocasiones los grupos de la oposición han reclamado iniciativas de este tipo, pero hasta ahora el Ayuntamiento no había creído conveniente adoptarlas.

Artigas subrayó que precisamente en estos momentos estaban haciendo un trabajo conjunto entre el servicio de Movilidad, el gabinete de comunicación y la Policía Local para implantar más medidas de seguridad. No obstante, donde Artigas hizo hincapié fue en la necesaria concienciación de los ciudadanos, sobre todo porque los últimos datos de la Policía Local apuntan a que cada vez hay más incidentes vinculados con el uso del teléfono móvil, tanto en peatones como en conductores.

Aunque esta circunstancia no ha estado presente en ninguno de los dos accidentes mortales, sí es cierto que ambos ocurrieron cuando cruzaban la calzada sin preferencia. El que le ha costado la vida este fin de semana a Fernando Sánchez Martínez –natural de Bureta (Zaragoza) y jubilado de la factoría Opel– se produjo a la altura de la calle de Dato cuando cruzaba corriendo la calzada con el semáforo en rojo para los peatones, según señaló la empresa del tranvía una vez vistas las cámaras de seguridad. Igualmente, Francisco Javier de la Pascua Rubio, el joven de 24 años fallecido en la plaza de San Francisco, pasó en rojo.

Los datos revelan que en los 30 atropellos contabilizados por este periódico desde que se inauguró la línea (cuatro de ellos, mortales) la causa siempre ha sido una imprudencia del peatón. Algo similar puede decirse de las colisiones con vehículos.

Exceso de confianza entre los zaragozanos

Teresa Artigas manifestó que, a raíz de los últimos accidentes, tenían previsto reunirse este martes para planificar campañas de seguridad vial para toda la ciudad y en sectores específicos para trabajar para reducir la siniestralidad al máximo. «Y vistos los acontecimientos, la propuesta que teníamos era empezar por hacer una campaña vinculada al transporte público», dijo.

Añadió que están trabajando en un proyecto conjunto entre el departamento de Movilidad y la empresa Los Tranvías para implantar nueva señalización vertical y horizontal en algunos tramos, una vez analizados los puntos en los que se producen más accidentes. Advirtió de que no se debería sembrar todo el eje del tranvía de luces por el suelo, pero reconoció que son medidas que en algunos puntos estratégicos se pueden adoptar y funcionar muy bien, como ha ocurrido en la zona del Actur. Artigas se refería a los triángulos luminosos colocados en este barrio para evitar la serie de colisiones entre coches y el tranvía que se estaba produciendo en los giros en los que se cruza el eje por el que circula el convoy.

Ante la pregunta de si han detectado un exceso de confianza por parte del peatón, la concejal de ZEC señaló que eso es precisamente lo que indican los servicios técnicos municipales y la empresa. «Los zaragozanos ya nos hemos acostumbrados a que el tranvía existe. Además, es un vehículo que tiene la gran ventaja de no generar ruido y si no estás pendiente no lo percibes», comentó. Por eso, alertó de la importancia de que los ciudadanos se conciencien, ya que las nuevas tendencias de movilidad sostenible en la ciudad (tranvía, bicicleta y vehículos eléctricos) no llevan ruido asociado. «Es preciso que respetemos las normas, cruzar por las zonas establecidas y no hacerlo en rojo. Y tener atención con el uso de teléfonos móviles», aseveró.

Etiquetas
Comentarios