Despliega el menú
Zaragoza

Una hoguera de otra galaxia

La asociación de vecinos Tío Jorge celebró una jornada en la que imperó Stars Wars.

La tropa de asalto del imperio galáctico, antes de prender la hoguera en la Estación del Norte.
La tropa de asalto del imperio galáctico, antes de prender la hoguera en la Estación del Norte.
Raquel Labodía

Los soldados imperiales de ‘La guerra de las galaxias’ sumaron ayer a su vasto bagaje de responsabilidades la de prender la hoguera de San Antón en el Rabal. Con sus espadas láser y arropados por una nutrida tropa de seguidores, la Legión 501 encendió la fogata en medio de un espectáculo pirotécnico, en el que los silbidos de los cohetes se confundían con el griterío de los chavales. Decenas de niños pideron ‘aúpa’ a sus padres para chocar sus manos con Darth Vader, que se paseó por la explanada de la Estación del Norte asombrado con los carruseles y las ferias montadas para la ocasión e, incluso, con la verbena aragonesa que montaron los Gaiteros del Rabal. La música de ‘Star Wars’ se entremezclaba con la de las dulzainas y en la fila para hacerse con un bocadillo de longaniza o panceta esperaban pacientes los fans de Chewbacca.

Durante todo el día de ayer –hoy continuarán las ferias– la asociación de vecinos Tío Jorge celebró una jornada repleta de talleres, y juegos, pero también de catas y tapeo, dado que fusionó con la tardana hoguera de San Antón la segunda feria de la alimentación celiaca. La guinda la pusieron las tropas de asalto del imperio galáctico, que –por aclamación popular– hicieron incluso un ‘photocall’, que rivalizó en filas y esperas con la de las viandas a la parrilla.

Etiquetas
Comentarios