Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Acusan al director de una escuela de negocios de estafar casi 300.000 euros a sus tíos

Les pidió ayuda para conseguir un crédito de 20.000 euros y aprovechó el poder general que le otorgaron para solicitar seis préstamos en dos meses por 294.379 euros.

José Ángel Niubo, director ejecutivo de la escuela de negocios Esoen Business School (ahora cerrada), ha sido juzgado este martes en la Audiencia Provincial de Zaragoza
J. A. N., director ejecutivo de la escuela de negocios Esoen Business School (ahora cerrada), ha sido juzgado este martes en la Audiencia Provincial de Zaragoza
Guillermo Mestre

José Ángel Niubo, en su día director ejecutivo de la escuela de negocios Esoen Business School (ahora cerrada), ha sido juzgado este martes en la Audiencia Provincial de Zaragoza por estafar presuntamente cerca de 300.000 euros a sus tíos maternos. Según la Fiscalía y la acusación particular, el acusado engañó a sus familiares para que le ayudaran a conseguir un crédito de 20.000 euros, pero luego utilizó el poder general que habían firmado a su favor para pedir cinco créditos más en apenas dos meses sin que ellos lo supieran. Los denunciantes no se enteraron de lo ocurrido hasta que los bancos empezaron a llamarles y reclamarles las cuotas impagadas.

El fiscal y la abogada de la acusación particular, Eva María Parra, solicitan tres y cuatro años de prisión, respectivamente, así como multas de unos 3.000 euros y la devolución de la cantidad supuestamente estafada. La defensa, a cargo de la letrada Sara Benedí, reclama la absolución argumentando que su cliente no ha cometido ninguna estafa. 

Las acusaciones mantienen que, en septiembre de 2005, José Ángel Niubo. acudió a sus tíos maternos para pedirles una ayuda económica "puntual", ya que en esas fechas se estaba divorciando y, según les dijo, su mujer le había bloqueado las cuentas. Para ello, les planteó que solicitaran conjuntamente con él y sus padres un crédito de 20.000 euros que pensaba devolverles rápidamente, ya que su empresa funcionaba muy bien.

Confiado, el matrimonio accedió y, cuando les convocó a la notaría, les pidió que le otorgaran un poder general para formalizar le préstamo y les aseguró, según las víctimas, que no lo usaría fuera de lo acordado. Sus tíos, dada la relación familiar, aceptaron también sin saber que el poder comprendía también el "garantizar, afianzar y avalar cualquier clase de obligaciones de la mercantil Esoen Business School".

Así, tras pedir esos 20.000 €, entre el 22 de septiembre y el 27 de noviembre, solicitó seis créditos por un total de 294. 379 euros y no pagó ni una cuota, según la acusación. El matrimonio está ahora en el fichero de morosos, tiene graves problemas económicos y, según su letrada, el sobrino les ha arruinado la vida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión