Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El nuevo pliego de La Misericordia sube el canon mínimo a 150.000 euros y rebaja el precio de las entradas

El futuro empresario deberá programar tres novilladas en lugar de dos y mantener la corrida concurso de ganaderías con todos los encastes fundacionales.

Imagen de una mañana de vaquillas en La Misericordia.
Mañana de vaquillas en la Misericordia.
HA

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ya tiene perfilado el nuevo pliego para la adjudicación de la plaza de toros de la Misericordia. El documento será publicado en los próximos días en el Boletín Oficial de la Provincia e incluye importantes variaciones respecto al anterior contrato de gestión y explotación del recinto. La primera de ellas se basa en el incremento de la oferta económica a presentar, puesto que el canon mínimo asciende a 150.000 euros y el máximo a 300.000. De esta forma, la DPZ se asegura condiciones más ventajas que las del anterior contrato (2014), que tenía un canon de 30.000 euros fijos más el 5% de la recaudación en taquilla una vez superados los 500.000.

La segunda variación económica de relevancia tiene que ver con el precio de las localidades. Como base se usarán las cantidades de partida del anterior contrato, pero actualizadas con el IPC de cada año y aplicándoles el descenso del IVA (del 21% al 10%) que han experimentado los espectáculos en directo. Así, tal y como explicaron a este periódico fuentes de la DPZ, "se corregirá lo sucedido con el anterior pliego, que establecía un precio fijo sin tener en cuenta las variaciones del IVA". En ese sentido, las mismas fuentes señalaron que, con objeto de beneficiar al aficionado, «ofrecer precios más bajos que los establecidos por la DPZ puntuará tanto (45 puntos) como la oferta económica».

Más allá del ámbito estrictamente económico, este periódico también ha podido conocer que el nuevo contrato será de cuatro años sin opción a prórroga y que las temporadas seguirán dividiéndose en las ferias de San Jorge y el Pilar. Estos ciclos deberán mantener la corrida concurso de ganaderías con inclusión de todos los encastes fundacionales. Asimismo, la DPZ obliga a sumar una novillada con picadores a las dos que ya había -el encaste Santa Coloma tendrá que estar presente- y a programar un festejo de promoción para las escuelas taurinas.

Respecto a la experiencia que se le exigirá a los concursantes, las misma fuentes consultadas afirmaron que «será necesario haber organizado al menos 10 corridas de toros en plazas de primera y segunda categoría en las últimas tres temporadas».

Y con intención de fomentar el interés por la tauromaquia, la DPZ añade algunos puntos más en las obligaciones contractuales. Entre ellos, la organización de cuatro conferencias sobre un tema concreto elegido por la empresa, una visita a una ganadería para 50 personas seleccionadas a sorteo entre los abonados, una clase práctica con becerras sin muerte para los alumnos de las Escuelas Taurinas de Aragón y un ciclo de cine de tres películas taurinas comentadas por un experto. Por último, cabe destacar que a partir de ahora la DPZ asumirá todos los gastos anuales de mantenimiento, agua y luz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión