Despliega el menú
Zaragoza

Una segunda vida para decenas de juguetes rotos en Zaragoza

La segunda edición del ‘Repair Café’ de la Azucarera ha aprovechado las fiestas navideñas para recordar la importancia de la reutilización.

Imagen del 'Repair Café' celebrada en La Azucarera.
Imagen del 'Repair Café' celebrada en La Azucarera.
C.I

?Durante estas fechas en las que el consumismo y las compras están a la orden del día, son precisamente los más pequeños quienes acaparan gran parte de nuestra atención. Sin embargo, desde la Azucarera de Zaragoza han querido aprovechar las celebraciones navideñas para enviar un mensaje muy importante a la ciudadanía: reciclar y reparar sí es posible.

Precisamente hace unos días tuvo lugar en su sede la segunda edición de ‘Repair Café’ organizada por la empresa zaragozana Suministros Herco. Durante algo más de 3 horas una decena de expertos reparadores consiguieron arreglar un total de 35 juguetes –la mayoría de ellos electrónicos- entre muñecos, coches teledirigidos o videoconsolas, aunque también bicicletas y juegos de mesa más tradicionales.

El objetivo del ‘Repair Café’ no es otro que generar un espacio en el que personas expertas reparadoras vuelven a dar vida a aparatos u objetos estropeados o deteriorados mientras tomas un café con ellas. Dos de los manitas que acudieron a la cita fueron los electrónicos Cristian Montoya y Cristina Sanz.

“En muchos casos se trata de reparaciones que saldrían más caras que adquirir el propio juguete nuevo debido al problema de la electrónica de consumo y la obsolescencia programada. Nosotros venimos aquí de manera altruista para echar una mano”, explica el joven. Además, recuerdan que esta alternativa también supone una manera de evitar que se generen muchos residuos. “Nos hemos encontrado con pequeñas taras, cables sueltos o problemas de conexión fáciles de solventar. Pero claro, hay que saber”, añade Sanz.

¿El objetivo? Darle una segunda oportunidad a esos juguetes rotos y abandonados en un rincón. “Hemos traído una muñeca de los Lunnies a la que le apretabas la mano y hablaba, pero ya no funciona”, explicaban Lorena y Valentina Francés, de 8 y 10, años que iban acompañadas de su madre Pilar Pérez. “Nos pareció una idea fantástica por lo que decidimos traer varios juguetes que teníamos por casa y así de paso participan en los arreglos y ven cómo son por dentro los juguetes”, explica.

En el caso de Sergio y Adrián, de 11 años, se acercaron a la Azucarera junto a su madre, Sofía González, con tres coches teledirigidos. “Uno de ellos se lo regalé hace tres meses y ya no funciona. Es una pena porque los juguetes de hoy en día se estropean enseguida”, lamenta.

De estos tres vehículos, dos regresarán con ellos a casa mientras que el tercero llegará a manos de quien no pueda permitirse un juguete nuevo. En total durante la jornada se recopilaron dos palés de juguetes destinados a la Asociación de Ayuda en Carretera DYA Zaragoza, la cual lleva a cabo una campaña de recogida de ropa, comida y juguetes. “Nuestro objetivo es hacerlo llegar a familias con dificultades y sin recursos, como llevamos haciendo muchos años”; explica Bruno Gris, voluntario de DYA Zaragoza.

¿Re-jugamos?

Sin duda, uno de los objetivos más importantes de este tipo de actividades es implicar a los más pequeños en cómo recuperar y dar sentido y utilidad a las cosas viejas “frente a la presión de mensajes de consumo inmediato que priorizan el comprar al reparar”. Así lo ha asegurado Carlos Sánchez, gerente de Suministros Herco, empresa precursora de la cita.

En una primera sesión, organizada en octubre, recibieron decenas de visitas con todo tipo de objetos cotidianos como electrodomésticos, secadores, radios o maletas. “También nos interesaba poner el valor del concepto DIY ('do it yourself' o hazlo tú mismo) como parte de nuestro proyecto de La Remolacha”, añade Nélida Pérez, técnico de Zaragoza Activa.

“En esta ocasión queríamos enmarcarlo en la Navidad y dirigirnos a los más pequeños, para que entiendan que es posible recuperar las cosas y volver a disfrutarlas”, añade Sánchez, que reivindica la importancia de la economía circular en los tiempos que corren: “Queremos cambiar el usar y tirar, por el usar, reparar y reutilizar”.

Etiquetas
Comentarios