Despliega el menú
Zaragoza

Más de 3.500 zaragozanos reclaman 14 millones al Ayuntamiento por sus recibos de plusvalía

El Consistorio ha suspendido 27 pagos al ver que no había incremento del valor del inmueble. Las bonificaciones aplicadas sobre este impuesto reducen los ingresos en 31 millones.

Imagen del servicio de recaudación del Ayuntamiento en el edificio Seminario.
Imagen del servicio de recaudación del Ayuntamiento en el edificio Seminario.
José Miguel Marco

El Ayuntamiento de Zaragoza ha recibido, solo en lo que llevamos de 2017, 3.515 reclamaciones de vecinos de la ciudad que piden que se les devuelva el impuesto de plusvalía que ya han pagado. Se trata de zaragozanos que consideran que el recibo que les giró el Consistorio no es el correcto, y que pagaron más por este polémico tributo que grava la transmisión de una propiedad inmobiliaria por compraventas, herencias, donaciones, usufructos... En total, los recursos presentados por estos más de 3.500 zaragozanos suponen 13,9 millones de euros que el Ayuntamiento tendría que devolverles, en caso de que todos ellos prosperaran.

La plusvalía teóricamente grava la revalorización de un terreno, aunque para calcular la cuota no se tienen en cuenta los precios de mercado, sino el valor catastral del suelo y los años de tenencia del bien. En los últimos años, a raíz de la crisis inmobiliaria y de la revisión catastral, se han multiplicado los casos en los que el impuesto se liquida hasta cuando la propiedad inmobiliaria ha perdido valor.

Los tribunales han terminado por considerar nulos los recibos de plusvalía en estas circunstancias. Hay sentencias en las que, incluso, han considerado que este impuesto no debe cobrarse en ningún caso. No obstante, el Ayuntamiento de Zaragoza, como los del resto del país, sigue pendiente de la reforma de la Ley de Haciendas Locales por parte del Estado. De momento, el Consistorio zaragozano ya suspende de oficio desde hace varios meses las plusvalías en las que se detecta que no ha habido un incremento real del valor del inmueble en cuestión.

Según los datos que facilitó ayer el concejal de Economía, Fernando Rivarés, a pregunta de CHA, el Ayuntamiento ha suspendido de oficio este año el pago de 27 recibos por valor de 379.000 euros. Además, ha habido 913 contribuyentes que han presentado su autoliquidación con cuota 0, es decir, que consideran que no deben pagar el impuesto porque no ha habido incremento del valor del inmueble.

Además, Rivarés también señaló que el Ayuntamiento dejará de recaudar este año alrededor de 31 millones de euros por las bonificaciones que aplica con este impuesto en los últimos años después de que su recaudación creciera de forma desaforada. Si en 2011 este tributo permitió que entraran 21,5 millones a las arcas municipales, el año pasado se cerró con 75,8 millones de euros, más del triple. Ante semejante nivel de ingresos, los grupos de izquierdas pactaron que este año se incrementaran las bonificaciones, lo que ha hecho que al menos se frene la sangría. Así, este año puede ser el primero desde 2011 en el que la recaudación por plusvalía descienda. ZEC, PSOE y CHA pactaron ayer que para el año que viene estas bonificaciones vuelvan a aumentar.

Los recibos por herencia

Según datos facilitados ayer por el área de Economía, solo por herencia de un inmueble se han girado en lo que va de año (hasta el 30 de noviembre) 20.923 recibos de plusvalía por importe de 21,7 millones de euros. De ellos, 9.398 (el 44,9% del total) tuvieron algún tipo de bonificación, que fue del 95% del importe en casi el 70% de los casos. El resto (55,08%) se tuvieron que pagar íntegramente. Con respecto al año pasado, el número de plusvalías por herencias presentadas ha subido notablemente (un 22,51%), mientras que las bonificadas se han incrementado un 36,5%. La cuota media de esas herencias bonificadas ha bajado un 49,08%. Por transmisión mortis causa de vivienda habitual se ha pagado una media de 56,35 euros.

Etiquetas
Comentarios