Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza pierde una ayuda de 5 millones para el plan que iba a recuperar la factoría de Giesa

El proyecto Cierzo se basaba en la economía circular y aspiraba a una subvención europea. ZEC achaca el fracaso a la elevada competencia y el PP dice que la idea era "endeble".

Fachada de las naves de la antigua factoría de Giesa en la calle de San Joaquín, en Las Fuentes.
Zaragoza pierde una ayuda de 5 millones para el plan que iba a recuperar la factoría de Giesa
Toni Galán

El proyecto Cierzo, que contemplaba la recuperación de parte de las naves de Schindler (antigua Giesa) del barrio de Las Fuentes, no ha logrado los 5 millones de euros de fondos europeos a los que aspiraba. Aunque se califica de "ambiciosa", la iniciativa ha sido duramente cuestionada por los responsables de la evaluación de los proyectos y no ha sido seleccionada, entre otros motivos, por "su falta de claridad y detalle".

Según fuentes del gobierno municipal, cuando se presentó el proyecto ya se anunció que "era complicada" la concesión de la subvención por el elevado número de aspirantes. Informaron de que se presentaron 206 propuestas y resultaron elegidas 16, de las que dos eran españolas: Fuenlabrada y Vélez-Málaga. Pero el portavoz del PP en el Consistorio, Jorge Azcón, que hizo público el fiasco durante el pasado debate sobre el estado de la ciudad, consideró que el proyecto presentado era "endeble".

La propuesta se hizo pública en mayo y pretendía recibir fondos del programa Urban Innovate Actions de la Comisión Europea, que financia soluciones de desarrollo urbano sostenible. Uno de los apartados, al que aspiraba Zaragoza, era el la economía circular, una estrategia vinculada a la reutilización de recursos y reducción de residuos en el marco de la actividad económica.

Se quería generar una red en la que empresas y entidades públicas intercambiaran información y medios para proyectos de economía circular. Entre otros aspectos, el proyecto implicaba recuperar dos edificios públicos: la antigua fábrica de Giesa y la casa del Director de la Azucarera del Rabal, los dos en desuso.

En la vieja fábrica de Las Fuentes se quería poner en marcha la denominada Regeneradora, que contaría con un centro de reutilización de aparatos eléctricos y electrónicos en el que participarían empresas sociales. También habría iniciativas de investigación, por ejemplo para la transformación de residuos textiles en materiales aislantes.

Para poner en marcha la candidatura y solicitar la subvención europea, se contrató una asistencia técnica externa, que supuso un coste de 15.000 euros, circunstancia que Azcón cuestionó. "No era un proyecto serio. En economía circular, se están desarrollando iniciativas mucho más interesantes que la que ha presentado el Ayuntamiento de Zaragoza", explicó Azcón, que en el pasado debate sobre el estado de la ciudad hizo una propuesta para elaborar un plan director de economía circular que fue aprobada con la única oposición de los concejales de ZEC.

En este sentido, recordó el fracaso que se produjo en la convocatoria para programa europeo Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi). Se gastaron 21.000 euros para que una consultora preparara el proyecto sin que se obtuviera ningún resultado. Procedentes de este programa europeo llegaron a Aragón 8,8 millones de euros que se repartieron los ayuntamientos de Teruel y Calatayud con propuestas elaboradas por técnicos municipales. Por eso, Azcón defendió la necesidad de que haya una oficina municipal especializada en la captación de fondos europeos. "Se está perdiendo dinero de Europa porque no hay un equipo preparado", explicó.

Una "hoja de ruta" lista

Fuentes del gobierno municipal explicaron que pese a no haber obtenido la subvención, la redacción del proyecto Cierzo ha servido para "elaborar esa hoja de ruta" de la economía circular. Recordaron un proyecto de agroecología que se está elaborando con Atades, que se presentará próximamente, y que Zaragoza Dinámica está haciendo un estudio sobre el impacto de las energías renovables y la eficiencia energética en el empleo. También se está colaborando con el Circe para "generar un tejido social en la ciudad que trabaje por la economía circular".

Etiquetas
Comentarios