Zaragoza

Juzgados por robar a ancianas a las que asfixiaban para dejarlas inconscientes

La Fiscalía acusa a dos delincuentes reincidentes de asaltar en el ascensor de su casa a una mujer de 84 años a la que quitaron las joyas y el dinero

Uno de los robos denunciados en agosto se cometió en la calle de Candalija, en el centro de Zaragoza.
Uno de los robos denunciados en agosto se cometió en la calle de Candalija, en el centro de Zaragoza.
José Miguel Marco

Santiago H. S., de 26 años, y Pedro Antonio C. H., de 20, fueron detenidos el pasado mes de agosto por la Policía como presuntos autores de una serie de robos que estaban causando alarma debido a la violencia empleada por los delincuentes y al tipo de víctima que elegían. Todas eran mujeres mayores, de entre 70 y 90 años, a las que abordaban cuando entraban en el portal o en el ascensor. A todas las agarraban por el cuello y las asfixiaban hasta dejarlas inconscientes, venciendo así la nula o escasa resistencia que podían ofrecer. Esta llave, conocida como el 'mata león', es una técnica de estrangulación utilizada en distintas artes marciales y a la que recurren los ladrones para dejar sin aire a su víctima y poder robarle sus pertenencias.

Los investigadores les atribuyen al menos cuatro asaltos cometidos en menos de un mes y con el mismo método. En las próximas semanas van a ser juzgados por uno de ellos, por el que la Fiscalía pide siete años de cárcel para Santiago H. S. y cinco para Pablo Antonio C. H. Les acusa de robo con violencia con la agravante de alevosía y, a Santiago H. S., también con la de reincidencia por cinco delitos de robo con intimidación por los que fue condenado en 2011. Por el delito leve de lesiones reclama el pago de sendas multas de 720 euros, así como que indemnicen a la víctima con 1.796 euros por los efectos robados y 600 por las lesiones, y que no se aproximen ni se comuniquen con ella durante ocho años.

El atraco por el que se sentarán ahora en el banquillo lo cometieron sobre las 21.00 del 12 de agosto. Los acusados eligieron a la víctima, de 84 años, y la siguieron por la calle de Miguel Servet hasta llegar a su casa, situada en una vía perpendicular. Cuando abrió la puerta de la calle, los delincuentes entraron detrás, se dirigieron al ascensor y accedieron a él a la vez que la mujer. Allí, la cogieron del cuello y con un mecanismo de estrangulamiento la dejaron inconsciente y tirada en el suelo, tras quitarle todas las joyas –valoradas en 1.716 euros–, el teléfono móvil y 40 euros que llevaba en la cartera.

La señora sufrió un síncope, además de dos erosiones en el cuello, causadas al arrancarle dos cadenas de oro que llevaba, y lesiones en los dedos en los que lucía los anillos. Según denunció ante la Policía, la agresión fue tan repentina que aunque intentó decir que se ahogaba no pudo y se desvaneció. Cuando recobró la consciencia, no podía levantarse del suelo y golpeó en la puerta del ascensor hasta que los vecinos la oyeron y acudieron en su ayuda.

La investigación policial reveló que Santiago H. S. y Pablo Antonio C. H. eran los presuntos autores de hechos similares cometidos el 12 de agosto en el Actur, el 14, en la calle de Candalija, y al día siguiente en la calle de Nuestra Señora del Pueyo. Además, les atribuyen el robo de una cadena de oro por el método del tirón a una mujer que el 27 de julio esperaba el autobús en el Camino de las Torres.

Los encausados, asistidos por los abogados Marco Navarro y Javier Elía, negaron todas las acusaciones cuando fueron detenidos.

Etiquetas
Comentarios