Zaragoza

Adjudicados 58 puestos del Mercado Central a la espera de cubrir 16 vacantes

El Ayuntamiento hará otra convocatoria con unas exigencias técnicas menores

Los operarios ya levantan la estructura del mercado provisional junto a las murallas romanas
Adjudicados 58 puestos del Mercado Central a la espera de cubrir 16 vacantes
A. Navarro

El gobierno de Zaragoza acordó ayer la adjudicación de 58 puestos del Mercado Central, frente a los 60 establecidos como mínimo para financiar este proyecto. No obstante, anunció que va a poner en marcha una segunda convocatoria con el objetivo de que se puedan ocupar también los 16 puestos que restan para completar los 74 que ha previsto el proyecto de reforma del complejo.

Según fuentes municipales, los 51 detallistas que quieren la concesión de los 58 puestos tendrán que proceder a depositar las cantidades económicas previstas en el pliego, además de completar la tramitación administrativa. Una vez cerrado este proceso se pondrá en marcha la segunda convocatoria, en la que se mantendrán los requisitos de solvencia económica pero se rebajan las exigencias técnicas, especialmente el número de años de experiencia.

De este modo, se quiere facilitar que nuevos emprendedores opten por el Mercado Central para su negocio. Por otro lado, se modifica el tipo de productos que se podrán comercializar en los puestos para incluir, por ejemplo, nuevas categorías como las floristerías o los productos ecológicos.

El Ayuntamiento licitó de urgencia hace dos semanas las obras de rehabilitación de esta histórica infraestructura, de forma que los trámites administrativos en el proceso de contratación se reducen. Se facilitará así que pueda limitarse el periodo de funcionamiento de la lonja provisional, que ya se levanta junto a las Murallas Romanas, y al que los detallistas deberían mudarse en febrero.

Se espera que estén allí unos 12 o 13 meses antes de reinaugurar el nuevo Mercado Central en la primavera de 2019. Con cerca de 15 millones euros (incluyendo la instalación provisional) se trata del presupuesto de inversión más elevado de esta corporación, con «el objetivo de dignificar y recuperar el mercado de abastos de la ciudad», defienden desde el Consistorio.

La remodelación persigue recuperar el pasillo central del insigne edificio de Félix Navarro, puesto en pie hace 114 años. También se ganará espacio en los pasillos laterales, lo que «liberará las fachadas y permitirá recuperar la imagen primitiva del mercado, abierto hacia la ciudad», explican fuentes municipales, que añaden que se cerrará toda la estructura con «una caja de vidrio».

El área destinada a los puestos se reduce, pasando de 1.725 a 1.140 metros cuadrados, si bien, individualmente, los puestos ganan en longitud y profundidad del mostrador.

Etiquetas
Comentarios