Despliega el menú
Zaragoza

Un perro con 'malas pulgas'

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero fue ayer foco de atención en el pleno por un vendaje en la mano.

Sánchez Quero, convaleciente y sonriente.
Sánchez Quero, convaleciente y sonriente.
Oliver Duch

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) celebró ayer el pleno más importante de todo el año: el que aprueba los presupuestos del ejercicio siguiente. Pero las cuentas de 2018 en la provincia no acapararon, ni mucho menos, todas las miradas del salón plenario. Fue el presidente de la institución, Juan Antonio Sánchez Quero, quien focalizó toda la atención porque lucía un aparatoso vendaje en su mano izquierda. Por supuesto, tuvo que explicar a los presentes el percance sufrido: hace unos días uno de sus perros de caza se revolvió y le propinó un mordisco que precisó de varios puntos de sutura. Todos los grupos con representación en la DPZ le desearon al presidente, que nunca perdió la sonrisa, una pronta recuperación.

Etiquetas
Comentarios