Despliega el menú
Zaragoza

Cubero acusa a FCC de "chantaje"

El concejal de Servicios Públicos dice que, a pesar de que expira el contrato, el 1 de enero la empresa deberá “hacer lo mismo que hasta ahora” y que seguirá “cobrando lo mismo”.

Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, en una rueda de prensa anterior.
Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, en una rueda de prensa anterior.
Heraldo

El Ayuntamiento no pagará más dinero a FCC a partir del 1 de enero por el servicio de parques y jardines. El concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha respondido este martes a la empresa, quien advirtió este lunes  de que con el nuevo año, cuando termina el contrato, habrá que fijar unas “nuevas condiciones” que cubran el “coste real” que tiene el servicio. De lo contrario, advirtió la empresa, podrían verse afectadas las condiciones laborales de los trabajadores, que podrían ver reducido su salario en un 20% al pasar al convenio estatal.

El edil de ZEC ha calificado de “chantaje a la ciudad” la postura de la empresa. Según Cubero, FCC ha querido crear “una falsa polémica” al decir que se preocupa por el salario de los trabajadores, algo que a su juicio “no es creíble”. “Está amenazando al Ayuntamiento con algo que es imposible dentro del convenio laboral”, ha valorado.

Cubero dijo que la contrata está “obligada” a seguir prestando el servicio a partir del 1 de enero aunque no haya vinculación contractual, “como desgraciadamente lo hacen varios contratos en este Ayuntamiento”. “La empresa tendrá que hacer lo mismo que está haciendo ahora y cobrará lo mismo. Si las condiciones no cambian, nadie entendería que se rebaje un 20% el salario de los trabajadores”, ha afirmado Cubero. La empresa, por su parte, comunicó que el servicio le ocasiona pérdidas económicas, por lo que si mantiene si no se renegocian las condiciones con el Ayuntamiento, podría tocar los derechos laborales de los empleados.

El edil de ZEC ha reiterado que sigue a la espera del informe del interventor para llevar a votación la municipalización del servicio. Este llegará “en unos días”, e inmediatamente después se convocará una comisión extraordinaria para ver si el rescate sale adelante, algo que parece improbable. “Sería la tercera experiencia de municipalización que llevamos a pleno, esperemos que vaya la vencida y el PSOE, que lo llevaba en su programa, lo apruebe esta vez”, ha señalado.

Si finalmente no se aprueba este intento de internalización, el servicio volverá a salir a concurso. En cualquiera de los casos, la medida que se adopte no llegará a tiempo para el 1 de enero, cuando termine el contrato con FCC. Por ello, el Ayuntamiento deberá negociar con la empresa cómo se sigue prestando el servicio, un diálogo que está roto a apenas un mes de que expire la vinculación contractual.

Etiquetas
Comentarios